Un sistema TMS es un software de gestión de transporte. Es decir, un tipo de sistema de logística que permite automatizar gran parte del proceso logístico, lo que permite aumentar la eficiencia de los procesos y mejorar el servicio.

Qué es un sistema TMS

Un sistema TMS (Transport Management System por sus siglas en inglés) es un sistema de gestión de la cadena de suministro de una empresa o compañía. Estos sistemas recogen y gestionan la información de las distintas actividades logísticas de la compañía, y la ponen a disposición del conjunto. De esta forma, se puede ofrecer esta información a los proveedores, las empresas de transporte, los propios clientes, etc.

Funciones de un sistema TMS

Las funciones de un sistema TMS son variadas pero, en general, están destinadas a la mejora del proceso logístico en su conjunto. Esto queda patente en tres funciones concretas que articulan el funcionamiento de todos los sistemas TMS.

  1. Disponer de información en tiempo real: Una de las funciones que cumple un sistema TMS es ofrecer información en tiempo real y actualizada de cada una de las actividades y subactividades de los procesos logísticos (tanto en conjunto como de manera individualizada en cada pedido).
  2. Sincronizar las distintas fases logísticas: Al disponer de esta información, esto permite sincronizar las distintas fases del proceso logístico, lo que implica un desarrollo mucho más ágil del mismo.
  3. Optimizar el proceso en su conjunto: Finalmente, como resultado de la capacidad de sincronización y de la disponibilidad de la información necesaria para ello, se consigue optimizar el proceso logístico en su conjunto, lo que se traduce en un ahorro de costes sin que ello repercuta en la calidad del servicio ofrecido. De hecho, este es mejor, ya que está optimizado al máximo.

Ventajas de usar un sistema TMS

Disponer de un sistema TMS ofrece muchas ventajas. Algunas de las más importantes son las siguientes:

Visibilidad de la cadena de suministro

Al contar con un sistema TMS, se puede monitorear todo el proceso logístico y la cadena de suministro. Además, esta información está en constante actualización en tiempo real, por lo que se trata de información de alta calidad y que se adecúa a la perfección a las necesidades del proceso logístico en todo momento.

También le puede interesar: Camiones eléctricos ya se pueden recargar con energía solar

Mejor control del inventario 

Otra de las ventajas que ofrece disponer de un sistema TMS es que permite controlar mejor el inventario, lo que implica reducir costes en almacenaje. Además, se puede adecuar de forma mucho más eficiente a la demanda real de los pedidos.

Reducir errores de factura

Al automatizar el pago de los pedidos, se reducen los posibles errores en la facturación resultado de la realización manual de este tipo de actividad y asociados al factor de error humano.

Transporte inteligente

Al utilizar un sistema TMS en los procesos logísticos, el transporte resulta mucho más eficiente. Esto queda patente en la optimización de rutas, control de paquetería, obtención detallada de métricas, así como un servicio de transporte mucho más sostenible y eficiente.

Reducción de costes en conjunto

Finalmente, no se puede pasar por alto la ventaja económica que conlleva la utilización de un sistema TMS. Al optimizar y hacer más eficientes todos los procesos logísticos, esto se traduce en una reducción de costes considerable, por lo que la empresa obtiene mayores beneficios sin que por ello se vea afectada la calidad del servicio ofrecido.

Fuente: https://www.beetrack.com/

Compartir