Rusia está desarrollando un barco refrigerado multipropósito clase Ivan Papanin, el que está siendo trabajado por la empresa Ugreftransflot con sede en San Petersburgo, que podrá servir a la infraestructura de la ruta del Mar del Norte y a las bases científicas y militares del Ártico, sin el apoyo de un rompehielos, gracias a su refuerzo de casco y propulsión eléctrica.

La proa del buque estará cubierta con protección contra el hielo especialmente fortificada. Gracias al nuevo sistema de propulsión marina Azipod y al refuerzo de la popa contra el hielo, la embarcación podrá romper hielo de hasta 2,1 metros de espesor, moviéndose también hacia adelante con la popa.

También le puede interesar: Canal de Panamá invertirá USD 32,000 MM para mejorar su competitividad

Una nave frigorífica de este tipo estará equipada con una estación de radar de hielo para construir una ruta óptima en el hielo.

Según Victor Kot, quien participa en el proyecto, la embarcación de la clase Ivan Papanin será ambientalmente segura gracias al uso de una planta de energía de combustible dual con la capacidad de operar tanto con diesel como con gas natural licuado.

Fuente: https://portalportuario.cl/

Compartir