Parece imposible pensar en una instalación portuaria sin agua, pero esta nueva alternativa lo que pretende es liberar la carga de los puertos marítimos.
El puerto seco es, a grandes rasgos, una terminal interna conectada a uno o varios puertos marítimos a través de un sistema de transporte de mercancías que se denomina intermodal.

En qué contexto han proliferado los puertos secos

El crecimiento de las transacciones en el comercio exterior precisa de más espacio y de personas que puedan gestionar las cargas. Por lo tanto, recursos como los puertos secos favorecen la descongestión y también refuerzan las cadenas de suministro. En este sentido, liberar a un puerto marítimo del creciente volumen de actividad beneficia considerablemente a este sector.

También le puede interesar: Se inició la construcción de Puerto Antioquia en Colombia

Diferencias entre puerto seco y plataforma logística

La principal diferencia entre un puerto seco y una plataforma logística reside en que desde el puerto seco se puede realizar el control aduanero para agilizar el tránsito de las mercancías.
Las plataformas logísticas han evolucionado mucho en diferentes países, por lo que es fácil observar nuevas denominaciones según sus tipologías. Pero en este artículo se hace referencia a una terminal intermodal en la que se contemplan tres criterios diferentes:
• Los vehículos de transporte que se utilizan.
• Las infraestructuras.
• Los límites fronterizos entre los países donde se realiza un trayecto.
Hay un gran número de configuraciones para esta alternativa intermodal. La combinación del transporte terrestre y marítimo es la alternativa más habitual.

Ventajas e inconvenientes del puerto seco

España cuenta con varios puntos secos situados en ciudades sin mar como Madrid, Zaragoza Guadalajara, Santander, Burgos y Girona.

Principales ventajas
  • La disminución del impacto ambiental puesto que el transporte por ferrocarril reduce considerablemente las emisiones de dióxido de carbono.
    Las instalaciones no tienen limitaciones de espacio e infraestructuras necesarias para acoger las zonas de almacenamiento, las oficinas de administración, el aparcamiento, el depósito de los contenedores y el servicio de inspección de aduanas.
    Al facilitar mayor espacio para realizar las operaciones diarias, se descongestiona la actividad de los puertos marítimos.
    También es importante destacar que son una fuente de empleo que podría satisfacer la demanda y proveer una nueva extensión que cumpla las expectativas del tráfico portuario.
Inconvenientes
  • El desarrollo de estas infraestructuras podría mermar la calidad de vida de las regiones aledañas.
    La coordinación del transporte terrestre debe ser muy eficaz para cumplir con los objetivos previstos.

 Fuente: https://www.sertrans.es/

Compartir