La tecnología de geofencing es utilizada para crear “barreras” virtuales alrededor de un objeto – e.j Vehículos, Paquetes, Personas, etc. – que es trackeada y monitoreada a través de un dispositivo GPS.

Desde una perspectiva logística, las tecnologías de Geofencing son “muros” invisibles creados por un software y dispositivos hardwares en un radio y punto geográfico determinado. Esto en pos de monitorear y trazar los movimientos de un objeto durante su trayecto en las distintas etapas de la cadena de suministro. Los objetos, generalmente paquetes o vehículos, son monitoreados en un área determinada, donde alertas y notificaciones son enviadas si el objeto sale del perímetro establecido.

La tecnología ya es utilizada por grandes empresas como Amazon o Wal-mart para seguir y evaluar sus activos, ya sean paquetes, vehículos o empleados en terreno. Esto brinda a la organización la habilidad de responder en tiempo real a potenciales problemas y mejorar la visibilidad de las operaciones logísticas.

 ¿Puede el Geofencing Mejorar tu Operación Logística?

Las empresas logísticas deben mejorar la flexibilidad de sus servicios a los clientes finales, especialmente mientras el e-commerce sigue ganando terreno en el retail y mundo online, donde hoy representa un 8,6% del total de las ventas del retail de acuerdo a eMarketer.

Para cumplir con esas expectativas y capacidad de flexibilidad, las empresas deben cumplir con un mejor manejo del movimiento de sus bienes y paquetes entre los almacenes, proveedores y domicilio de los clientes.

Los sistemas de Geofencing proveen de la habilidad de marcar cada uno de esos puntos como POI (Points of Interest – Puntos de Interés), monitorear el movimiento de los objetos alrededor de estos puntos y comunicar en tiempo real el estado del objeto.

Hay tres áreas principales donde un software que incluya Geofencing puede marcar una diferencia en tu operación logística.

  1. Alertas en tiempo real a los consumidores

Un sistema de monitoreo podría ser una excelente inversión para mejorar los niveles de satisfacción del clientes en las operaciones de entregas. Esto dado que, con un sistema de este tipo, los administradores logísticos podrían rápidamente ajustar y enviar notificaciones a sus consumidores una vez que sus paquetes hayan entrado a la zona POI que se les asignó, generando un mensaje con un tiempo estimado de llegada a su domicilio.

A medida que los envíos son despachados, el transportista puede notificar directamente a los clientes, por medio de una aplicación móvil, que su entrega va en camino. Una notificación de “Pre-delivery” puede enviar una alerta al consumidor para hacerle saber que su producto está por llegar a su hogar.

  1. Alertas en tiempo real a gerentes logísticos

Desde una perspectiva operacional, un sistema de monitoreo, como el geofencing, es capaz de aumentar la visibilidad de la operación en la cadena de suministro a los administradores logísticos. Alertas y notificaciones pueden ser configuradas para proveer información en tiempo real acerca de problemas en la ruta o asegurar que los vehículos están dentro del área de entregas delimitada.

Un estudio realizado por el Instituto de Tecnología de Georgia – “Supply Chain Glitches and Operating Performance” – Ha demostrado que las empresas que reportan tener problemas no resueltos en su proceso de entregas tienen un peor crecimiento en ventas en un 6,92%, 10,66% crecimiento en costos y 13,88% crecimiento en almacenamiento de inventario.

  1. Mejorar la planificación y ratios de éxito

Los planes y horarios de entregas por lo general no funcionan como se espera, pero un sistema de Geofencing puede ser una buena alternativa para entender y ajustar la eficiencia en la operación de entregas y el servicio al cliente. A partir de reportes anteriores, los administradores logísticos puede aprender cuales son los tiempos que mejor funcionan en su operación de entregas, reduciendo los envíos fallidos y mejorar la planificación de rutas.

Fuente: https://www.beetrack.com

Compartir