Crear tres plataformas logísticas en las entradas de Bogotá, y un observatorio del sector de transporte de carga, es una de las apuestas público-privadas que se contemplan desde hace algunos años para mejorar la movilidad de la capital y los municipios vecinos.

El proyecto, denominado Plan de Logística Regional, surgió en el 2007 y ha sido financiado por la Alcaldía de Bogotá (a través de las secretarías de Desarrollo Económico y Movilidad), la Gobernación de Cundinamarca, Invest In Bogotá, el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y la Cámara de Comercio de Bogotá.

Se le han invertido más de 2.900 millones de pesos y tiene 10 apuestas, entre las que se estipula crear tres plataformas logísticas en los límites con Soacha, por la entrada de Bogotá a la altura de la calle 13 y en la región de Sumapaz.

Las dos primeras terminales de carga ya avanzan en su etapa de factiblidad. Allí pretenden crear estaciones que ofrezcan multiservicios para mejorar los tiempos del transporte de carga, según indicaron en la Cámara de Comercio de Bogotá.

Consolidación de cifras

Otra apuesta busca crear el Observatorio de Logística Regional a fin de evaluar la eficiencia de los viajes y el desplazamiento de las cargas, pues en la actualidad no hay un registro de cifras en la región que permita analizar estos procesos.

Esto es necesario, pues, por ejemplo, en el 2015 se realizó la Encuesta Nacional de Logística, que reveló que en Colombia, por cada 100 pesos de ventas de un producto, 15 pesos deben destinarse a procesos de logística. Es decir, el costo de este proceso sobre las ventas es cercano al 14,97 por ciento.

Otro dato preocupante que arrojó el sondeo es que un transportador debe esperar en promedio entre 3 y 5 horas con el vehículo quieto, antes de iniciar un cargue o descargue de mercancías.

Si se tuviera un sistema de cifras articulado con diferentes sectores en la región se podrían mejorar los tiempos de desplazamientos y transbordos de carga.

Para Jorge Mario Díaz, vicepresidente de Articulación Público-Privada de la CCB, es importante entender que lo que pasa con el transporte de carga afecta a diferentes sectores.

“No solo afecta a los transportadores, sino a los empresarios de la región, a los habitantes de la ciudad y de los municipios. Resulta que si un camión no puede hacer la desconsolidación de la carga como debería, en las afueras de Bogotá, le toca entrar y atravesarla. Eso genera mayores trancones y más carga para el medioambiente”, reseñó.

La apuesta

En la primera fase del proyecto, realizada entre el 2008 y el 2010, cuando se hizo un diagnóstico de la logística de la capital y del departamento, se definió que son en total 5 sectores productivos los que más movilizan productos por la región: agroindustria, productos químicos, productos plásticos, papel y artes gráficas, y moda.

Con ello se buscará articular principalmente a 30 municipios que envían mercancías a Bogotá o que, para poder recibir los productos que llegan de la capital, deben esperar que la carga atraviese la ciudad.

Todos los sectores, reunidos

Para optimizar estos procesos, el Plan de Logística Regional ha buscado articular a todos los sectores (públicos y privados) durante los últimos años para sacar adelante proyectos.

El primero de sus logros lo tuvieron el año pasado, cuando se constituyó la Unidad de Planeación Logística, en la que convergen los interesados en el sector del transporte de carga y que evalúa la viabilidad técnica de proyectos y planes pilotos que se ponen en marcha.

Lo que contendrían las plataformas logísticas

Se busca crear tres, en puntos estratégicos donde colindan los municipios y Bogotá. Soacha, Sumapaz y la calle 13 son los tres puntos en donde se evalúa el proyecto de las plataformas logísticas.

Estas pueden ser entendidas como ‘terminales’ de carga a donde llegarían los conductores de transporte pesado, para realizar diferentes actividades.

“Por ejemplo, allí podrían realizar el descargue de mercancías a vehículos más pequeños, para que no todos los camiones grandes ingresen a la capital. También podrían ofrecer servicios con la Dian o el ICA, para ahorrar tiempos”, explicó Jorge Mario Díaz, vicepresidente de Articulación Público-Privada de la Cámara de Comercio de Bogotá.

Frente a la factibilidad del proyecto, explicó que el Ministerio de Transporte está realizando el estudio de la plataforma de Soacha, mientras que la de la calle 13 está en manos de la CAF.

Aunque aclaró que son proyectos que llevan tiempo, señaló que “la idea no es que no hayan costos adicionales para los conductores porque ellos igual se están alimentando y se están hospedando en algunas zonas, por eso se deben plantear costos competitivos”.

 

MICHAEL CRUZ ROA
Twitter: [email protected]

Compartir