UPS ha anunciado una inversión en el fabricante de vehículos eléctricos Arrival, al que comprará 10.000 de sus furgonetas de reparto eléctricas y semi autónomas. Además, ambas compañías colaborarán en el desarrollo del vehículo para adaptarlo a las necesidades de UPS

 UPS Ventures, una división de capital de riesgo de la conocida UPS, ha formalizado una inversión en la compañía de vehículos eléctricos Arrival. Recordemos que a mediados de mes Hyundai invirtió 100 millones de euros en esta empresa para acelerar la comercialización de vehículos eléctricos comerciales a nivel mundial. Junto al anuncio de la inversión, UPS también ha comunicado su compromiso para comprar 10.000 de estos vehículos eléctricos que trabajarán en el reparto de la compañía.

Con este compromiso, UPS se asegurado además tener prioridad para la compra futura de más vehículos eléctricos de Arrival. Según el jefe de información e ingeniería de UPS: «UPS continúa construyendo una flota integrada de vehículos eléctricos, combinada con una innovadora tecnología de recarga de flotas a gran escala. A medida que las mega tendencias como el crecimiento de la población, la migración urbana y el comercio electrónico continúen expandiéndose, reconocemos la necesidad de trabajar con socios de todo el mundo para resolver tanto la congestión de las carreteras como los desafíos de la contaminación para nuestros clientes y las comunidades a las que servimos».

Según la compañía de reparto, los vehículos eléctricos constituyen «una piedra angular» en sus estrategias para prestar servicios más sostenibles, especialmente en el ámbito urbano. El hecho de tomar un papel activo en el accionariado de Arrival permitirá a UPS colaborar en el diseño y la producción de los vehículos, para adaptarlos a sus necesidades y convertirlos, dicen, en los vehículos de reparto más avanzados del mundo.

También le puede interesar: Cartagena tendrá vuelo directo a Madrid

UPS colaborará con Arrival también en el desarrollo de los Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor (ADAS), una tecnología que avanza la conducción semi autónoma. Esta tecnología está diseñada para aumentar la seguridad y la eficiencia operativa, potenciando así los beneficios y automatizando la logística todavía más. UPS iniciará las pruebas de los sistemas de conducción semi autónoma este mismo año.

No obstante, las futuras compras de más vehículos están condicionados a que las primeras pruebas de los vehículos sean exitosas. Si UPS no resulta convencida, se ha guardado el derecho de no formalizar la adquisición de más vehículos. En cualquier caso, no se han publicado los costes de la operación ni el precio de compra de cada vehículo.

Arrival produce por sí misma los componentes principales del vehículo, como el chasis, el tren de potencia, la carrocería y la electrónica.  Además, también se encarga de diseñar y desarrollar internamente materiales ligeros y duraderos para hacer que sus vehículos sean más eficientes y fiables en el tiempo. UPS, que ya anunció una flota piloto de 35 vehículos de reparto eléctricos que se probarán en Londres y París, espera poner en funcionamiento sus nuevos vehículos eléctricos de reparto tanto en Europa como Norteamérica.

Fuente: https://www.hibridosyelectricos.com/

Compartir