Perú inició la construcción de tres megaobras de ingeniería que pretenden ampliar la capacidad portuaria, además de dinamizar la economía y convertir al país en la principal puerta de conexión comercial entre Asia y Sudamérica.

Se trata del Puerto Multipropósito Chancay y los terminales concesionados de Salaverry y el Muelle sur del Callao. El país invertirá US$1.500 millones de los cuales US$1.100 millones estarán destinados a completar los US$3.000 millones que cuesta en total la puesta en marcha del Puerto Chancay.

Esta megaobra, que impulsa el Ministerio de Transportes y Comunicaciones del Perú, beneficiará a los ciudadanos de Huaral y se calcula que en la etapa de construcción se generará 1.500 empleos directos y, aproximadamente, 7.500 indirectos.

De acuerdo con el gerente general de la Autoridad Portuaria Nacional de Perú (APN), Guillermo Bouroncle, esta obra se trata de un terminal moderno, bien equipado y de grandes dimensiones destinado a recibir buques portacontenedores triple E con capacidad de 18.000 contenedores, provenientes directamente de Asia.

Ahora bien, el directivo informó, que dentro de los propósitos de la construcción está convertir a Chancay en un hub regional que ayude a redistribuir la carga de entradas y salidas comerciales de países vecinos como Colombia, Chile y Ecuador, además de ayudar a descongestionar el acceso del Callao.

Respecto a este último, el Puerto del Callao logró movilizar 45,8 millones de toneladas métricas (TM) en sus 13 terminales portuarios de uso público y privado durante 2020. De esta cifra, más de 35 millones de toneladas corresponden al movimiento de carga de los terminales portuarios de uso público.

Las operaciones comerciales que tienen lugar en los puertos de Perú contribuyen con US$39.311 millones en materia de exportaciones y US$25.791 millones de importaciones anualmente al país.

También le puede interesar: Carga movilizada por los puertos públicos de Brasil, creció un 5,68% durante 2020

Ahora bien, aunque la puesta en marcha de la ampliación de las terminales y la construcción del Puerto Chancay representa una posibilidad de crecimiento económico para Perú y un posicionamiento comercial en la región, países como Colombia y Chile, que durante el último año registraron intercambios comerciales con Asia de US$42.000 millones y US$38.527 millones respectivamente, se verán rezagados ante la capacidad logística de los puertos para recibir cargas superiores a las que tendrá Perú.

Si bien, Buenaventura era el principal puerto de conexión del mediterráneo y Asia con el sur del planeta, ha venido perdiendo presencia comercial pues las capacidades logísticas son reducidas frente a las de los nuevos puertos de los países vecinos.

En el caso del Muelle de Posorja, el muelle tiene un dragado de 16,6 metros de profundidad con marea baja y 19,5 con marea alta, aunque esto pareciera insignificante, los buques intercontinentales necesitan de una profundidad de 15,5 metros para poder encallar, lo que deja al Puerto de Buenaventura solo con la posibilidad de recibir buques cuando la marea es alta pues el dragado del puerto colombiano solo cuenta con 12,5 mts de profundidad en marea baja y 15,5 en marea alta.

Si bien el panorama es complejo para los intercambios comerciales de los países de la región con la llegada del Puerto Chancay, el experto Pablo Secada, del Instituto Económico de Perú, afirma que es errado pensar que esto es una competencia regional, según él, la distribución de cargas portuarias entre los países de la Alianza del pacifico no significa otra cosa que desarrollo generalizado de la región que apunta a la creación de un bloque de competencia.

El inicio de las obras del Puerto de Chancay avanzan a buen paso

De acuerdo con la Autoridad Portuaria Nacional, la obra avanza a buen paso. En abril se tiene previsto dar inicio a la perforación del viaducto subterráneo. El túnel que conecta el complejo de ingreso con la zona operativa portuaria, tendrá una longitud de 1,8 kilómetros y constituye un corredor vial segregado y exclusivo para el tránsito de carga relacionado a la operación portuaria. El terminal también tendrá una zona operativa portuaria que comprende lo muelles, espigones, canales de ingreso marítimos, áreas de almacenamiento para contenedores de carga a granel y rodante.

Fuente: La República

Compartir