El mayor productor de petróleo en Europa occidental, Noruega, mueve sus piezas para la transición energética, la cual se ha tomado muy en serio, según datos oficiales, para 2025 todos los vehículos nuevos en el país nórdico deberán ser eléctricos.

Pero hay más. La medida se extenderá a todo el tráfico aéreo nacional en 2040. Todo forma parte de la transición hacia la neutralidad en carbono en la que trabaja el país. Su meta propuesta es reducir en 2030 el 40% de las emisiones y ser neutral en emisiones de carbono en 2050, reseña eSmartcity.es.

De acuerdo con la publicación, Noruega es el país con mayor número de vehículos eléctricos per cápita del mundo. Sólo en 2017 el 21% de los vehículos nuevos eran eléctricos; y si se suman los modelos híbridos, el 52% de los coches vendidos en el país durante el año pasado fueron eléctricos o híbridos. Por lo que, por primera vez, el país escandinavo ha tenido una participación en el mercado de combustibles fósiles por debajo del 50 por ciento.

Gracias a su estrategia energética, el país escandinavo se sitúa a la cabeza en la evolución hacia un modelo eléctrico sostenible. Según informa la Oficina de Comercio y Turismo de Noruega en España, el volumen de energía que precisa el transporte supone un cuarto del consumo total del país; por lo que consideran totalmente viable su electrificación.

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE) Noruega estaba muy por delante de otras naciones como Holanda, Suecia, Francia, Gran Bretaña y China en ventas de coches eléctricos.

Beneficios para conductores de vehículos nuevos eléctricos

Una de las claves que ha garantizado su éxito es el plan de ayudas que ha proporcionado a los ciudadanos, ha sido eximiendo a los automóviles eléctricos nuevos de casi todos los impuestos, otorgando beneficios como estacionamiento gratuito o subsidiado, sistema de puntos de recarga y uso de autopistas, transbordadores y túneles.

Los vehículos nuevos eléctricos tienen muchas ventajas sobre los coches de gasolina; incluyendo la reducción de emisiones y un menor coste de mantenimiento.

Se dice que se necesitan hasta 6 kWh de electricidad para refinar 1 galón de gasolina, que contiene aproximadamente 40 kWh de energía químicamente mezclada; y cuando lo quemas en un motor, aproximadamente 75% se pierde en forma de calor, dejando solo 10 kWh para la propulsión real. Por eso es una mejor opción usar la energía directamente a través de una batería, refiere el portal especialista en movilidad Híbridos y Eléctricos.

Otras naciones se sumarán a la medida noruega

La publicación detalla que analistas sugieren que muchas regiones seguirán el mismo patrón de Noruega en el futuro. Por ejemplo China, el principal mercado de coches eléctricos del mundo, ofrece importantes ayudas para la compra de automóviles ecológicos; mientras endurece las regulaciones para los vehículos de gasolina.

También le puede interesar: Los mares se llenarán de barcos autónomos gracias a Rolls Royce

El estado de California, en Estados Unidos también mantiene una filosofía abierta hacia los vehículos de energía limpia; incluyendo los híbridos, eléctricos y de pila de combustible. El estado norteamericano es pionero de los automóviles de hidrógeno.

La electrificación de la movilidad noruega afectará al transporte terrestre y aéreo. El país ha establecido como objetivo que en 2025 todos los automóviles, autobuses urbanos y furgonetas ligeras nuevos sean cero emisiones. Si echamos un vistazo al transporte ferroviario descubriremos que ya está electrificado en un 78%. Por su parte, todo el tráfico aéreo nacional deberá ser eléctrico para 2040.

Fuente: https://www.energia16.com

Compartir