Maersk terminó las pruebas de su proyecto piloto para usar un biocombustible en la nave Mette Maersk.  El proyecto incluyó el uso de una mezcla de aceite de cocina usado y pesado que se probó y validó “con éxito”, señaló la naviera en un comunicado. El testeo del biocombustible fue parte de un compromiso adquirido de la naviera con la Coalición Holandesa para el Crecimiento Sostenible (DSGC).

Shell actuó como proveedor para el piloto, siendo certificado por el organismo de Certificación Internacional de Sustentabilidad y Carbono (ISCC). “La prueba de biocombustible a bordo Mette Maersk ha demostrado que las soluciones descarbonizadas para el transporte marítimo ya se pueden utilizar hoy, tanto técnica como operativamente. Si bien aún no es una solución definitiva, es ciertamente parte de la solución y puede servir como una solución de transición. para reducir las emisiones de CO2 hoy. Con el lanzamiento de este producto, Maersk busca ayudar a nuestros clientes con el objetivo de pasar a cadenas de suministro sostenibles “, explicó Søren Toft, Director de Operaciones de Maersk.

También le puede interesar: Ciudad de México obtiene apoyo del Banco Mundial para impulsar la energía solar

El biocombustible fue probado para el Grupo H&M cuya intención es reducir sus emisiones de transporte y logística para alcanzar una emisión neutra de carbono. “Nuestra gran ambición de volvernos positivos para el clima para 2040 requiere la cooperación y el compromiso de todas las partes en la cadena de suministro. Queremos que nuestro tamaño sea una fuerza para el bien y permita escalar soluciones innovadoras, como el producto oceánico neutro en carbono, para un transporte comercial más ecológico”, comentó Helena Helmersson, COO H&M Group.

Menores costos

Según la naviera encontrar soluciones de combustibles sustentables no solo contribuiría a neutralizar la huella de carbono de la industria, sino que sería mucho más barato que el uso de combustibles fósiles. “Creemos que este es el único camino comercialmente viable para realizar las inversiones requeridas que nuestra industria requiere para alcanzar el objetivo de emisiones de carbono, pero representa el 2-3% de las emisiones globales. Este número seguirá creciendo si no lo controlan los líderes de la industria y los responsables políticos, remarcó Maersk.

Fuente: https://portalportuario.cl/

Compartir