El transporte intermodal de cargas líquidas a granel presenta desafíos operativos influyendo en el desarrollo de las cadenas de suministrosdonde la versatilidad del contenedor tanque/cisterna (tanker en inglés) para el transporte y almacenaje de líquidos le da preferencia sobre los tanques y tambores tradicionales, proporcionando eficiencia y flexibilidad adicionales, a juicio de TT Club.

La versatilidad y riesgo del contenedor tanque

El contenedor tanque portátil es un muy buen medio para transportar líquidos, gases y polvos como carga a granel.

Construido de acuerdo con las disposiciones de las regulaciones del Modelo de las Naciones Unidas (ONU)el contenedor tanque es una unidad de transporte de carga intermodal (CTU), adecuada para el transporte de cargas peligrosas y no peligrosas.

Debido a su diseño robusto y durabilidad, ha sido reconocido como un medio altamente seguro, rentable, flexible y respetuoso con el medio ambiente para transportar líquidos y productos químicos a granel a nivel mundial, lo que permite una transferencia fluida entre todos los modos terrestres y marítimos.

Según la encuesta de la flota global de la International Tank Container Organisation (ITCO) 2019, hay más de 600.000 contenedores tanque en la flota global, con una perspectiva positiva continua.

Seguridad en la cadena de suministro de Contenedores Tanque

TT Club tiene un interés asegurable en alrededor del 40% de la flota global y recientemente organizó un seminario de un día para las partes interesadas en este sector nicho de la cadena de suministro, atrayendo a más de 80 delegados de toda Europa que representan a propietarios, operadores, arrendatarios, proveedores de servicios, abogados y corredores de seguros.

El objetivo principal fue considerar el tema de la gestión de la seguridad en la cadena de suministro de los tanques desde una variedad de perspectivas de los interesados.

La orientación existente de TT Club se ha centrado en los riesgos de espacios confinados en las operaciones de contenedores tanque.

Si bien la frecuencia de las reclamaciones generalmente es baja, el análisis de la experiencia de reclamaciones de TT Club evidenció los errores comunes y los conceptos erróneos que podrían provocar el deterioro o la pérdida total de la carga y daños en el equipo del contenedor tanque.

Los más frecuentes fueron las denuncias de contaminación de carga. Si bien hubo una serie de posibles causas, un área de enfoque fue la suficiencia de la limpieza de la unidad después de la descarga de la carga.

 

El transporte de ciertos productos puede requerir una limpieza interna adicional, incluida la extracción de válvulas y el cambio de sellos y juntas contaminadas, para evitar la contaminación de la próxima carga.

Como parte de la inspección previa al viaje, se debe verificar la limpieza del contenedor tanque para asegurarse de que cumpla con los requisitos del remitente, especialmente cuando algunas cargas anteriores están prohibidas o la carga a transportar tiene sensibilidades particulares.

TT Club dijo que la disponibilidad de una estación de limpieza adecuada debe tenerse en cuenta antes de que una carga sea aceptada para el transporte; es posible que ciertas cargas no puedan ser procesadas.

También era necesario evaluar los riesgos inherentes al transportar el contenedor tanque en condición ‘vacía/sucia’ a un lugar donde había una estación de limpieza adecuada.

Además de identificar una estación de limpieza competente, una limpieza exitosa requeriría instrucciones completas e informativas, tales como:

  • Identificación completa de la última mercancía transportada;
  • Instrucciones de limpieza completas y precisas, teniendo en cuenta el uso futuro de la unidad;
  • Cualquier información relevante adicional sobre cargas transportadas previamente.

El operador adicionalmente debería tener en cuenta las recomendaciones de expertos de la estación de limpieza.

Ciertos tipos de contenedores tanque podrían dar lugar a desafíos adicionales para el proceso de limpieza, advirtió el Club. Por ejemplo, las unidades equipadas con placas de compensación / deflector tenían una mayor área de superficie para limpiar debido a la estructura interna adicional y las áreas donde se fijan las placas deflectoras presentan desafíos particulares.

El operador del tanque también debe realizar la debida diligencia en la selección de un proveedor de servicios; Además de la capacidad pura de limpiar físicamente la unidad, existen consideraciones éticas y ambientales. Por ejemplo, la estación de limpieza debería ser capaz de demostrar un sistema de proceso de efluentes y licencias para la eliminación de la carga remanente.

Se deben hacer verificaciones de:

  • Permisos, licencias y requisitos ambientales locales;
  • La gama de sustancias autorizadas y equipadas para limpiar;
  • Registros de calidad y seguridad.

Fuente: https://www.mascontainer.com/

Compartir