La pandemia de coronavirus puede provocar otra «década perdida» en América Latina, dijo el jueves 16 de abril el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Alejandro Werner, jefe del hemisferio occidental del fondo, dijo que la región, que incluye el Caribe, enfrenta su peor recesión desde que los países comenzaron a producir los datos en la década de 1950.

La «década perdida» de América Latina se refiere tradicionalmente a la década de 1980, cuando los países se vieron obligados a apretarse el cinturón para cumplir con los pagos de la deuda, y el FMI generalmente exigía una reforma dolorosa a cambio de rescates.

Las condiciones recientes en la región han llevado a «desplomarse» la actividad económica con un crecimiento estimado para contraerse un 5,2% en 2020, dijo Werner en una publicación de blog.

El producto interno bruto (PIB) de la región podría recuperarse en un 3.4% en 2021, con un crecimiento proyectado de 2.7% entre 2022 y 2025.

No obstante, «incluso en este escenario de recuperación rápida, la región enfrenta el espectro de otra ‘década perdida’ durante 2015-25», dijo Werner.

Esto significaría que para 2025 el PIB de América Latina no habría alcanzado los niveles de 2015.

Después de la década de 1980, América Latina experimentó un período de liberalización y un auge en los precios de las materias primas, que impulsó el crecimiento regional entre 2000 y 2013.

También le puede interesar: Emisiones de dióxido de carbono caerán un 8% este año

Con el auge de los productos básicos ahora en el espejo retrovisor, los expertos ya habían pronosticado los próximos problemas económicos regionales para América Latina.

Los «shocks atípicos de oferta y demanda» resultantes, junto con los desafíos planteados por el coronavirus y los altos costos de financiamiento en toda la región «requerirán un enfoque sin precedentes», dijo Werner.

Esto incluirá la divulgación a pequeñas empresas e individuos en el sector informal a través de «todos los registros y métodos posibles», dijo.

Los países también necesitarán «crear espacio fiscal en el presupuesto al reducir el gasto no prioritario y aumentar la eficiencia del gasto», agregó Werner.

«Los países deberán asegurarse de que las políticas adoptadas en respuesta a la crisis no se perciban como permanentes y se arraiguen y generen distorsiones», dijo.

Werner también sugirió un aumento en los impuestos sobre los productos derivados del petróleo para generar fondos.

La publicación del blog se publicó cuando el FMI y el Banco Mundial celebraron sus reuniones de primavera por videoconferencia para evitar la propagación del coronavirus.

Más de 79.800 personas en América Latina y el Caribe han contraído el virus, que ha matado a más de 3.600 personas en toda la región, según un recuento de Agence France-Presse.

Fuente: https://todologisticanews.com/

Compartir