Cada día asistimos al nacimiento de un nuevo método de recarga de coches eléctricos. Sin embargo, hacía tiempo que no veíamos una solución tan curiosa como la que acaba de patentar Ford.

Ford patenta un curioso, y puede que revolucionario, sistema de recarga para coches eléctricos

Todo el mundo es consciente que la recarga es uno de los problemas más acuciantes de los coches eléctricos actuales. La dependencia de un enchufe obliga a los conductores a planificar su día a día y las rutas que toma. Casi cada día se anuncia un nuevo y revolucionario método de recarga que promete paliar el problema, pero sinceramente pocas veces habíamos asistido a una solución tan curiosa como la que Ford acaba de presentar en la oficina de patentes.

Resulta tan rara que cuesta encontrarle las utilidades en un mundo real. El sistema en cuestión consta de un camión que mientras que remolca a un coche eléctrico es capaz de suministrarle energía para recuperar la vida de la batería. Es decir que para cargar un vehículo se necesita otro que haga las funciones de generador. Ya sea otro vehículo eléctrico especialmente adaptado o un camión de transporte que pueda ofrecer ese servicio.

Tal y como se puede ver en los gráficos de la oficina de patentes el sistema no parece excesivamente complejo, aunque sí presenta ciertos retos que hay que salvar, como por ejemplo los momentos en los que se produce la recarga, pues en todo momento será optimo realiza el trabajo, ya sea una pendiente ascendente o cualquier otra situación donde no sea recurrente realizar el proceso.

La patente de Ford necesita un segundo vehículo remolcador para cargar el coche eléctrico en cuestión.

Uno de los posibles usos, quizá el más viable, sea que estos vehículos móviles de recarga se conviertan en electrolineras rodantes. En territorios donde los puntos de recarga se encuentran muy alejados entre sí, este sistema podría dar servicio a aquellos coches eléctricos que se queden sin vida en las baterías. Bastaría con recorrer un puñado de kilómetros, recuperar autonomía y poder viajar tranquilamente hasta el siguiente punto físico de carga.

También le puede interesar: el emprendimiento colombiano que busca generar un ahorro del 30% para la empresas de transporte

Hay que decir que en el sistema que plantea Ford no existe una conexión mecánica entre el coche remolcado y el vehículo remolcador. He ahí una de las particularidades del método patentado. Sería el propio movimiento el que generase la recarga, ya sea mediante la activación de la frenada regenerativa o mediante el propio giro de las ruedas cuando sean las cuatro las que vayan pisando el asfalto.

La verdad es que, dejando a un lado la curiosidad, no parece una solución muy práctica para resolver el problema de la recarga en largas distancias y zonas poco acondicionadas. Tal es así que dudamos mucho que Ford finalmente lleve este planteamiento a la vida real, sin embargo, podría ser el principio para la implantación de un sistema de recarga inalámbrica que tanto está dando que hablar en los últimos tiempos.

Fuente: https://www.hibridosyelectricos.com/

Compartir