Con la luz verde del gobierno de Joe Biden a la descarbonización y el uso de renovables, las autoridades energéticas de EE UU estiman adelantar los plazos de la emisión neta cero. Más aún, nuevos cálculos de la industria de la energía eléctrica, muestra que puede montar el plan de reducción de emisiones de dióxido de carbono más ambicioso en la historia de ese país.

Si bien la industria ha estado reduciendo su producción de carbono desde 2005, su antiguo plan preveía llegar a cero neto de emisiones en la década de 2070. El nuevo objetivo es acercarlos a 2050, dijo Arshad Mansoor, presidente y director ejecutivo del Instituto de Investigación de Energía Eléctrica (EPRI, en inglés).

Para ello, la industria tiene que descarbonizar el doble de rápido para alcanzar ese objetivo. «Hace cinco años, había pocos modelos de vehículos eléctricos. Pronto habrá más de 115», explicó.

Calculan que precios de las batería caerán un 50%

Los modelos económicos de EPRI predicen que el costo de las baterías de estos coches caerá un 50% para 2050 y su densidad de energía se duplicará.

El sector del transporte es la mayor fuente de emisiones de gases de efecto invernadero en Estados Unidos y representa cerca del 28% de las emisiones totales de carbono. Electrificarlo será «una tarea crítica en el impulso global para reducir las emisiones. Y evitar los peores impactos del cambio climático», señaló el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL).

Los próximos cambios, predijo Mansoor, serán autos eléctricos que compitan directamente con los vehículos a gasolina en su costo minorista. Debido a que los vehículos eléctricos tienen menos partes móviles y cuestan menos mantener, el resultado podría ser un ahorro de $ 1.000 al año para las familias que poseen estos coches. «Aunque esté pagando más por su factura de electricidad», comentó.

Adelantar plan para llegar a la cero emisiones en 2050

Arshad Mansoor advierte que la electrificación del sistema de transporte de EE UU requerirá que el gobierno ayude a reacondicionar muchas de las 160.000 estaciones de servicio con cargadores eléctricos. Eso podría ampliar el alcance de los vehículos eléctricos a las personas que no tienen complementos en sus apartamentos.

«Necesitamos argumentar que la electrificación del transporte es la mejor manera de reducir los costos de energía. Y al mismo tiempo reducir las emisiones.  Además, el mayor impacto serán las mejoras en la calidad del aire. También la reducción de los casos de asma y otras enfermedades que causan muertes prematuras por contaminación”, dijo Mansoor.

El mayor desafío que ven ahora Mansoor y otros funcionarios del EPRI es cómo llenar el vacío de innovación después de 2030 para alcanzar la meta de 2050. El presidente cree que la eficiencia energética, la energía más limpia y la electrificación del transporte ayudarán a cumplir sus objetivos a corto plazo. Pero, se necesitará «una cuarta herramienta» después de 2030 si la industria va a llegar a cero neto 20 años después

También le puede interesar: e-commerce y vacunas, protagonistas de la logística en el campo digital

La innovación líder parece ser el hidrógeno «verde», un portador de energía que se puede producir con pocas o ninguna emisión de CO2. Durante los últimos seis meses, 35 empresas eléctricas de EE UU, incluidos los miembros más importantes de EPRI, han establecido metas de emisión neta de carbono cero para 2050.

El hidrógeno, una opción para 0 emisiones en 2050

 Autoridades, industria y reguladores en EE UU se adhieren a la tendencia mundial de las emisiones cero en las próximas décadas.

El hidrógeno verde es una opción en esta escalada por el medioambiente. Agregó Arshad Mansoor que hay una nueva investigación sobre cómo limpiar el proceso convencional que produce el 99% del hidrógeno que utilizan las refinerías de petróleo y otras industrias que lo necesitan.

Implica hacer reaccionar vapor con gas natural. Desarrollar una forma eficiente de capturar las emisiones de carbono del proceso, señaló, sería un gran paso hacia más hidrógeno verde.

Hay nuevas plantas nucleares en el tablero de dibujo que podrían ayudar a las empresas de servicios públicos a producir hidrógeno verde. Están diseñados para producir y luego almacenar calor a más de 1.400 grados Fahrenheit en sal fundida, cuando no producen electricidad.

La aplicación de tanto calor «disociaría» el hidrógeno del agua sin necesidad de electrólisis, añadió. Creando una forma más barata de producir el combustible.

El hidrógeno resultante podría mezclarse con gas natural, reduciendo su contenido de carbono como combustible, confió Mansoor. El Reino Unido ha utilizado esos combustibles mezclados para calentar y cocinar en el hogar e incluso en un pueblo pequeño. Un posible inconveniente que necesita más investigación, adicionó, es que el hidrógeno parece hacer que las tuberías sean más frágiles.

Con Biden esperan acelerar los procesos

Arshad Mansoor y Jules Kortenhorst, director ejecutivo del Rocky Mountain Institute (RMI), analizaron la descarbonización en toda la economía estadounidense. Y las oportunidades para avanzar en la transición energética bajo el gobierno de Biden.

«Estados Unidos se está preparando para acelerar su transición energética durante la gestión de Biden. Y el momento para eso, en mi opinión, es el correcto», observó Kortenhorst.

Y detalló «cuatro pilares» sobre los cuales una energía global «verde y sostenible» se puede construir la economía. «Necesitamos los electrones como piedra angular del sistema energético del futuro, pero deben ser bajos en carbono. La eficiencia energética debe triplicarse durante los próximos 10 años para llegar a ese sistema energético limpio y eficiente. Necesitamos usar esos electrones para electrificar la mayor parte de la economía global posible. Y desarrollar los portadores de energía bajos en carbono necesarios para impulsar la transición de sectores difíciles de electrificar, como la industria pesada «.

Fuente: https://www.cambio16.com/

Compartir