Imaginemos que una empresa dedicada a la producción y distribución de alimentos pueda contar con tecnología para monitorear, casi en tiempo real, el estado de su mercancía. Ello implica saber cuándo sale de la planta y su trayecto hasta su destino final, y detalles como la temperatura de los productos, la cual podría ser ajustada de acuerdo a sus necesidades específicas.

La tecnología y la conectividad han impulsado a distintos sectores industriales hacia un camino de transformación, y uno de los principales motores en este proceso ha sido el Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés). Escenarios que antes parecían impensables, como monitorear de forma remota medios de transporte, ciudades, oficinas o cualquier objeto que necesite enviar o recibir información casi en tiempo real, hoy son una realidad.

En ese sentido, AT&T trabaja para brindar la infraestructura y soluciones necesarias para impulsar nuevas maneras de conectarnos y transformar positivamente nuestro entorno a través del IoT.

Actualmente se tienen 38.5 millones de dispositivos conectados a la red AT&T a nivel global. Además, se estima que para 2021 el gasto mundial de IoT ascienda a casi 1.4 billones (miles de millones) de dólares1.

Recientemente, concluimos el despliegue de la primera red LTE-M en nuestro país, la cual permitirá la implementación de soluciones IoT a gran escala. Así, podemos conectar millones de cosas y brindar soluciones a los usuarios que incluyen desde sensores en automóviles y semáforos, hasta medidores de servicios públicos, sistemas de alarma y contenedores de envío, entre otros.

Asimismo, hace unos días anunciamos que a finales de 2019, desplegaremos en México la red Narrow-Band para IoT (NB-IoT, por sus siglas en inglés), que ayudará a satisfacer las crecientes necesidades de los clientes empresariales de una amplia gama de soluciones de IoT. La red NB-IoT complementará la red LTE-M que ya tenemos en Estados Unidos y México.

También le puede interesar: El tráfico de automóviles por el Eurotúnel sigue marcando registros históricos

Una de las industrias que encuentra grandes beneficios en IoT es la de transporte. El IoT permite conocer si un producto ha sido abierto antes de su destino final, así como monitorear casi en tiempo real, la cabina del conductor para mayor seguridad.

Esta industria se dirige hacia una profunda reinvención y transformación, gracias a las posibilidades y ventajas competitivas que brinda un entorno conectado mediante el IoT. Actualmente conectamos a 17.8 millones de autos a nivel global y se mantiene en constante búsqueda por ofrecer soluciones innovadoras.

Una revolución industrial sucede cuando la manera de producir o crear un bien y/o servicio cambia. Las soluciones de IoT ayudan a mejorar procesos por medio de la automatización, y crean nuevas maneras de hacer más eficientes las tareas clave de un negocio. De hecho, se espera una mayor adopción de esta tecnología tanto en el sector privado como en el público.

Fuente: http://t21.com.mx

Compartir