Las empresas que tienen como fin distribuir un producto deben conocer claramente en qué consisten y en qué se diferencian los términos: envase, empaque y embalaje.

Estos tres términos hacen referencia a aquellos elementos que se encargan de contener, proteger, manipular y presentar un producto en cualquier etapa de la cadena de distribución.

El envase, empaque y embalaje de los productos a distribuir juegan un papel fundamental en la venta del producto ya que garantizan su protección, conservación y son la imagen de presentación del mismo.

Entre los materiales más utilizados para la fabricación de estos empaques se pueden mencionar:

  • Metal
  • Madera
  • Cartón
  • Plástico
  • Papel
  • Vidrio

Con estos materiales se logran generar empaques que funcionan para proteger el producto de la humedad y la corrosión (protección física), de la compresión, torsión, corte y vibración (protección mecánica) y hasta de la protección contra robo.

También le puede interesar: Variables a tener en cuenta al momento de adquirir un ERP en el sector logístico

Clasificaciónde los empaques

Aunque envase, empaque y embalaje son términos que guardan relación, existen diferencias entre ellos, y a continuación, te explicaremos cómo se clasifican.

  1. También conocido como empaque primario, es aquel recipiente que contiene directamente el producto.
    Por ejemplo, una botella de refresco, ya que este envase contiene directamente el producto.
  2. También conocido como empaque secundario, es aquel que contiene dentro de sí al empaque primario y tiene como finalidad brindar protección y facilitar la manipulación del producto para su distribución en el punto de venta.
    El empaque secundario también funciona como presentación del producto y puede separarse de este sin afectar el empaque primario.
    Un ejemplo de empaque secundario puede ser una caja que contiene una botella de licor.
  3. Se le conoce también como embalaje terciario e involucra a todos todos aquellos materiales, procedimientos y métodos que sirven para acondicionar, manipular, almacenar, conservar y transportar mercancía.
    El embalaje terciario puede agrupar varios empaques secundarios o envases primarios. Un ejemplo de esta categoría es aquella caja que contiene una docena de empaques secundarios de paletas.

Selección del empaque

Para un exportador es de suma importancia realizar la correcta elección del embalaje para su mercancía, cumpliendo con las exigencias requeridas por el país de destino, tomando en cuenta la duración del viaje, los medios de transporte y las características del producto.

Fuente: http://www.silca.com.mx

Compartir