Esto puede evitarse con revisión y mantenimiento, una de las principales causas es no reemplazar el líquido a tiempo, pero si por descuido se te pasó, esto es lo que debes hacer.

Prende tus luces intermitentes y trata de anunciar a los autos que están cerca sobre tu situación, intenta frenar con motor o ve disminuyendo las velocidades para que pierda impulso poco a poco; si tu auto es manual, ponlo en neutral, de este modo desconectas la transmisión y los engranajes que van del motor a los ejes del volante y así el auto dejará de ganar velocidad.

Como siguiente paso, sigue los señalamientos que te indican a que distancia se encuentra la siguiente rampa de frenado y busca el carril con una franja roja, éste te llevará hacia ella por la mejor ruta para ir disminuyendo la velocidad gradualmente.

También le puede interesar: Reglamentan las fotomultas, dónde se pueden ubicar las cámaras?

Por ningún motivo apagues el motor, pues las direcciones hidráulicas o eléctricas dejarán de funcionar y el volante quedará inamovible. Usar el freno de mano tampoco es una opción, pues al frenar sólo las llantas traseras, tienes grandes posibilidades de perder el control.

Te dejamos un video donde puedes ver toda la explicación:

 

Compartir