La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), el contratista Ibines Férreo y la cementera Argos realizaron un tren de prueba sobre los 257 kilómetros que comprenden el corredor férreo que va de Bogotá – Belencito (Boyacá).

Este corredor, donde se repararon y atendieron los puntos críticos de la vía férrea, fue rehabilitado por el Gobierno Nacional a través de la ANI. Las inversiones en los dos contratos de obra pública que se han realizado en este corredor sumaron $207.616 millones de pesos.

“Con este tren de prueba demostramos una vez más que el corredor férreo está en capacidad de operar cualquier tipo de carga. El Gobierno Nacional ha realizado una serie de inversiones buscando recuperar este importante modo de transporte, que es complementario al transporte aéreo y al de carretera”, aseguró Dimitri Zaninovich, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura.

También le puede interesar: Economía colombiana creció 1,8% en el 2017 según el DANE

El tren de prueba salió esta mañana desde la planta de Argos en Sogamoso (Boyacá) y llegó a la capital del país a las 4 de la tarde, se transportaron 204 toneladas de cemento ensacado en 6 plataformas, el cual se transportó de forma segura, en un estimado de 20 kilómetros por hora.

El reto ahora para el Gobierno Nacional es lograr consolidar una operación férrea definitiva de carga, la cual se sumaría a los recorridos diarios que se realizan con pasajeros desde y hacia, Bogotá y Zipaquirá, entre semana con estudiantes, y los fines de semana con turistas.

La puesta en funcionamiento de este corredor impulsará el transporte férreo de carga y pasajeros en la sabana de Bogotá y Boyacá. El corredor completo, reparado por la ANI, incluyó los tramos La Caro – Zipaquirá y Bogotá – Facatativá, y en especial el Bogotá – Belencito, el cual dejó de operar por los daños ocasionados en la vía, después de las temporadas invernales del 2010 y 2011 respectivamente.

Fuente: http://www.ani.gov.co

Compartir