La apuesta de la petrolera angloholandesa Royal Dutch Shell por la energía solar es firme y los proyectos realizados para apoyar sus operaciones se suceden. Hace un par de meses GlassPoint Solar, compañía integrada por Exxon y Shell, junto con Aera Energy, anunció que va a construir la planta termosolar más grande de California, de 866 MW, para proveer de energía a las operaciones de perforación petrolera que la compañíaBerry Petroleum realiza en el Valle de San Joaquín y así reducir la actual dependencia que tienen de los generadores de gas natural.

El proyecto contará, además, con una planta solar fotovoltacia de 26,5 MW para obtener aproximadamente un 3% de la energía que requiere. La compañía estima que con ello se evitará el uso de casi 5.000 millones de metros cúbicos de gas natural al año y la emisión de 376.000 toneladas anuales de CO2.

Está previsto que la construcción de ambas plantas –termosolar y fotovoltaica– comience en el primer semestre de 2019 y estén operativas en 2020. GlassPoint está desarrollando otra planta termosolar de 1 GW-la planta de Miraah- en un yacimiento petrolífero de Omán.

El complejo petroquímico de Moerdijk funcionará el año que viene con energía solar.

Ahora, la compañía anuncia que construirá una planta fotovoltaica de 20 MW en su complejo petroquímico de Moerdijk, al sur de Holanda, que será puesta en marcha este año por su unidad de negocios de nuevas energías.

“Shell reconoce que la energía solar tendrá un papel cada vez más importante en los sistemas de energía del mañana. Este proyecto demuestra nuestra capacidad para desarrollar soluciones diferenciadas y ofrecer proyectos comercialmente atractivos en nombre de clientes industriales”, dijo el vicepresidente de la unidad de nuevas energías, Marc van Gerven.

Shell recientemente expandió su presencia en el sector de energía solar y renovable. En agosto, su brazo empresarial corporativo, Shell Technology Ventures BV, acordó adquirir una participación no revelada en la compañía integradora de energía limpia Sunseap, con sede en Singapur y muy activa en el sector solar de Asia Pacífico. Más tarde, en diciembre, también adquirió First Utility, que es la compañía energética independiente más grande del Reino Unido.

También le puede interesar: Pekín inaugura su primer metro sin conductor

Además, el gigante petrolero también planea construir un parque fotovoltaico de 250 MW en Australia, y recientemente ha invertido en empresas que desean construir sistemas de energía solar fotovoltaica en las escuelas de Omán .

“Creemos que la cantidad de clientes que eligen la energía solar seguirá creciendo. Estamos trabajando para ayudar a satisfacer esta demanda y, por ejemplo, hemos invertido en Sunseap Group, con sede en Singapur. Al mismo tiempo, estamos buscando expandir el despliegue de la energía solar fotovoltaica en nuestras propias operaciones “, afirma la compañía en su página web.

Fuente: http://elperiodicodelaenergia.com
Compartir