Evaluar los logros, medir el progreso o detectar fallos o desviaciones son algunos de los objetivos de los indicadores de gestión logística. Su aplicación parte de la estrategia, se nutre de la visión y misión empresariales, para integrarse en el corazón de los procesos operativos, de donde extraen todo el valor que ayudará a la organización a aprovechar oportunidades y luchar contra las posibles amenazas que puedan surgir.

La toma de decisiones y la correcta organización logística en un entorno industrial no pueden basarse en corazonadas o intuiciones. Los datos objetivos obtenidos de mediciones periódicas sirven de guía para obtener una instantánea de la realidad, punto de partida para la toma de acción.

Objetivos de los indicadores de gestión logística

Antes de ahondar más en los objetivos y cómo implementar los indicadores de gestión logística, hay que conocerlos más en profundidad. Los indicadores de gestión logística son medidas de rendimiento que se pueden cuantificar y que siempre van relacionados con la actividad logística. Su objetivo está claro: evaluar el desempeño y el resultado que se obtiene en cada uno de los procesos de la empresa. De esta manera, gracias a la información que dan estos indicadores se pueden tomar decisiones e ir puliendo los procesos logísticos de tal manera que se alance la excelencia en cada uno de ellos.

También le puede interesar: Fundación pone en marcha un programa para llevar electricidad a las comunidades del Amazonas

Para que estos indicadores funcionen es necesario tener claro los objetivos de los KPI’s clave del desempeño logístico:

  1. Aumentar la competitividad de la empresa.
  2. Minimizar errores.
  3. Aumentar los niveles de calidad.
  4. Disminuir el gasto.
  5. Incrementar la productividad.
  6. Mejorar el rendimiento.

Para conseguir estas metas hay que procurar que la medición de estos KPIs en Supply Chain sean:

Relevantes: que aporten datos significativos, útiles y clarificadores.

Realistas: que sea posible efectuar las mediciones en condiciones de coherencia de tiempo, recursos y presupuesto.

Cuantificables: deben poder ser expresados en números o porcentajes.

Periódicos: una medición aislada en el tiempo no aporta la información necesaria, por eso al recogida de datos debe mantener una cierta frecuencia que habrá de determinarse desde la definición del indicador.

Atribuibles: cada KPI debe tener uno o varios responsables de las mediciones, los cuales deberán reportar a una o varias personas al cargo de registrar y analizar esas métricas.

Asociados a variables temporales o permanentes: en función de su validez y necesidad de revisión.

Sujetos a un formato específico: que responde a las necesidades a que dan cobertura.

Consistentes: utilizando siempre la misma fórmula, para hacer posible la comparación de los resultados que aportan a lo largo del tiempo.

Los indicadores de gestión logística más importantes

Son muchos y muy variados los KPIs que una empresa puede implementar. Lo ideal es que cada una de las empresas estudie sus líneas de negocio y sus procesos y establezca los indicadores oportunos para ellos. No obstante, hay varios indicadores logísticos que es bueno tener controlados por la información que aportan a cualquier tipo de negocio.

  1. KPIs de producción: ayudan a determinar el grado de eficiencia de la organización en todos los aspectos relativos a su función de fabricación.

Capacidad máxima de producción.

Capacidad de producción utilizada.

Rendimiento de equipos.

Rotación de bienes y productos.

Costes de control de calidad.

Estado de la producción.

  1. KPIs de almacenamiento e inventario: el estudio de estos indicadores ayuda a obtener una idea más precisa de la idoneidad del inventario y la función de almacén y su adecuación a las necesidades reales del supply chain.

Costes de almacenamiento globales.

Costes de inventario globales.

Coste de unidad almacenada.

Coste del control de almacén.

Coste del control de inventario.

Coste de mantenimiento de instalaciones.

Estado del almacén.

Estado del inventario.

  1. Indicadores de gestión logística de abastecimiento y compra: estos KPIs son esenciales para comprender el rendimiento del sistema en estas áreas, permitiendo confirmar si los costes están justificados y facilitando la detección de cualquier anomalía.

Costes de abastecimiento globales.

Costes unitarios.

Costes de control de calidad.

Costes de certificaciones.

Estado de los pedidos a su recepción.

  1. KPIs de transporte y distribución: el estudio de estos indicadores permitirá ganar visibilidad sobre la capacidad de respuesta de la cadena y su flexibilidad.

Costes de transporte.

Costes operativos.

Costes unitarios.

Costes exportación.

Estado de la función transporte.

Estado de la función distribución.

  1. KPIs de entrega y servicio al cliente: los indicadores que se proponen en este área relacionan los costes asociados con las operaciones con la fiabilidad alcanzada por las mismas, que repercute directamente en la satisfacción del cliente.

Costes por operación del centro logístico.

Costes logísticos globales.

Costes documentales.

Estado de las entregas.

Establecimiento de indicadores de gestión logística

Dentro de cada indicador son varios los puntos que hay que establecer. Dicho de otra forma, hay que construir el indicador sobre unos puntos sólidos para que, después de implementarlo, pueda aportar la información que realmente se precisa de él. Una guía básica para la construcción de los indicadores podría ser la siguiente:

Objetivo del establecimiento del indicador.

Definición.

Fórmula de cálculo.

Periodicidad de toma de registros.

Responsable de la recogida de datos.

Fuente de información.

Fuentes de verificación.

Obligaciones de reporting.

Lo ideal, una vez se cuenta con la información proporcionada por cada indicador, es no sólo hacer un análisis basado en comparativas internas de la propia evolución empresarial, sino ampliar este estudio a todo el sector, y cotejar los datos recogidos con los de mercado y, si es posible, los de los competidores, para lograr unos resultados más completos que garanticen un mejor respaldo a la toma de decisiones estratégica.

Fuente: http://revistalogisticaparaguay.com

Compartir