La Fundación Acciona Microenergía ha puesto en marcha un nuevo programa que lleva luz eléctrica a comunidades aisladas del Amazonas, mediante sistemas fotovoltaicos domiciliarios que dan acceso a servicios energéticos básicos a los habitantes de estas localidades sin comprometer el equilibrio ambiental del Amazonas y sin interferir en su modo de vida, informó la compañía.

En su primera etapa, la fundación proporcionará por primera vez la electricidad a aproximadamente 1.000 hogares de la cuenca peruana del río Napo, afluente del Amazonas, para después replicar el modelo en las cuencas de otros ríos de la región amazónica.

La Fundación Acciona Microenergía, con el apoyo del Fondo Nacional de Desarrollo Científico, Tecnológico y de Innovación Tecnológica de Perú (Fondecyt), ya ha puesto en funcionamiento los primeros 61 sistemas fotovoltaicos domiciliarios que dan acceso a la electricidad a 325 vecinos de cuatro poblaciones, facilitándoles un servicio energético que les permite contar con tres lámparas y conexiones de 12 voltios para cargadores de móvil, linternas recargables o radios.

En concreto, este proyecto piloto ha servido para constatar la viabilidad técnica y económica de la solución diseñada por la Fundación Acciona Microenergía.

También le puede interesar: Sube índice de transferencia portuaria anual de contenedores

El sistema se basa en sistemas solares fotovoltaicos domiciliarios de última generación, de fácil instalación y mantenimiento y con un modelo de ‘prepago’ diseñado para asegurar la sostenibilidad económica del programa, ya que los propios usuarios contribuyen al mantenimiento de los equipos con una pequeña aportación económica, un 50% inferior al gasto que antes realizaban en otras soluciones de iluminación como velas o lámparas de petróleo.

Actualmente, la Fundación Acciona Microenergía ya ha comenzado a ampliar el proyecto en 350 hogares más, también en la cuenca del Napo, en colaboración con el Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano de la Universidad Politécnica de Madrid, la Fundación Ingenieros del ICAI para el Desarrollo, y el Instituto de Investigación Tecnológica de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería ICAI de la Universidad Pontificia Comillas. Además, cuenta con la cofinanciación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

Fuente: http://elperiodicodelaenergia.com

Compartir