El surtido de los retailers omnicanal se hace enorme. ¿Lo hacen también los niveles de servicio? En la actualidad, en lo que se refiere a surtido de productos, el cielo es el límite.

Alibaba y Amazon ofrecen millones de artículos diferentes en múltiples categorías de producto. El proveedor de material de oficina, Staples, ofrece por su parte un millón de productos. La realidad de hoy en día es que puedes comprar lo que quieras, donde quieras, y devolverlo si es lo que quieres.

Esta pérdida de los límites en las tiendas de retail puede provocar problemas de inventario.

Ampliar de forma tan extensa el surtido de productos y ponerlos a disposición del cliente a través de varios canales de distribución no es una tarea sin riesgos. Esto puede derivar en enormes niveles de inventario y en generación de obsoletos al final del ciclo de vida de producto. ¿Cómo puedes evitar tener estos problemas cuando decides ampliar tu surtido?

¿Sin costes?

¿Cuál es el precio real de añadir un nuevo artículo a tu surtido? Tienes que hacer una compra inicial, pagar la factura, enviar y recibir el producto y además encontrarle un espacio en tu almacén.  Los Inventory Planners deben poner atención a esta cuestión. Porque introducir un producto cuesta dinero. ¿Cuál es el retorno de esta inversión?

Decisiones

Para cada nuevo artículo que añades a tu surtido tienes que encontrar una ubicación. Y así, la gestión de inventarios se hace más y más compleja. Tienes que considerar, para cada artículo, localizaciones de stock en tu red de distribución, niveles de servicio, frecuencias de pedido, niveles de stock mínimos y máximos para reaprovisionamientos, y por último pero no menos importante, la forma más eficiente de distribuir el stock. Hay muchas cuestiones a tener en cuenta.

También le puede interesar: (En Video) Amazon abre nuevo centro eólico y así lo inaugura Jeff Bezos

Índice de Dispersión de Surtido (ADI)

El Índice de Dispersión de Surtido (ADI) es un indicador importante. Es el rango (número de SKU’s) multiplicado por el número de localizaciones de stock en la cadena de suministro del retailer.

Un Índice de Dispersión de Surtido alto requiere especial atención para planificadores tácticos y operacionales

Es imposible gestionar todos los datos para cada artículo y localización de forma manual, ya que se trata de una labor compleja e intensiva. Los sistemas ICT deberían servir para dar apoyo de cara a tomar la decisión correcta basada en las reglas estratégicas del negocio en lo que se refiere a gestión de inventario y compras. Por ejemplo, cuáles son los productos y clientes más importantes, cuáles son los artículos que dan mayor beneficio, cuáles son los artículos nuevos…

Lidiar con un ADI alto

Para trabajar con un Índice de Dispersión de Surtido alto, ofrecemos 5 recomendaciones:

  1. Gestión de familias. Sé selectivo a la hora de introducir artículos nuevos en tu surtido y de eliminarlos cuando han llegado al fin de su ciclo de vida. ¿Contribuyen estos productos a aumentar la facturación? ¿Qué haces cuando las ventas de productos nuevos son decepcionantes?

Tal vez sea inteligente hacer primero una prueba de estos productos en un pequeño número de tiendas o en mercados locales. Asegúrate también de que los Product Manager apliquen los criterios correctos antes de decidir eliminar un artículo del surtido. Ellos deberían ser los responsables de que el producto genere beneficios, desde el principio hasta el final.

2. Hacer un buen uso del Big Data. La información de calidad recopilada en el Punto de Venta (POS) es la clave para tomar decisiones correctas.

3.Gestión de Ciclo de Vida de Producto. Con un Índice de Dispersión de Surtido alto, los responsables de gestionar el inventario deben apoyarse en sistemas de gestión avanzados basados en ciclos de vida de producto y en las reglas de negocio. Los sistemas de gestión de inventario solo funcionan bien si todos los parámetros de las diferentes fases del ciclo de vida son los correctos. ¿Qué reglas de negocio quieres que determinen el trabajo de los planificadores de inventario?

4. Colaboración. Involucra a proveedores y clientes en tu gestión de ciclo de vida de producto y en tus reglas de empresa. Planificando juntos dispondrás de información complementaria con la que hacer una mejor previsión para todos. Y una buena previsión será determinante para la flexibilidad de tus operaciones y la consecución de los niveles de servicio en casos de nivel alto de ADI.

  1. Externalización. ¿La gestión del ciclo de vida de producto es de verdad un tema que te compete a ti? Hay empresas especializadas en ello que te pueden ofrecer un excelente servicio de ‘Coordination as a Service’ (CAAS).

Un surtido de producto muy amplio con un alto índice de dispersión suena fantástico desde la perspectiva del cliente. Sin embargo, como empresa requiere tomar las mejores decisiones si lo que quieres es cumplir con las expectativas de tus clientes, tus resultados y tus beneficios

Fuente: https://meetlogistics.com

Compartir