Entre el 12 y 16 de mayo fueron cancelados 386 vuelos en todo el país. Para las fechas se habían programado un total de 4.844 viajes

Como sobresaliente calificó Alfredo Bocanegra, director de la Aeronáutica Civil, la operación de las principales terminales aéreas del país, al mencionar que durante los últimos cinco días solo el 5,2 por ciento de los vuelos fueron afectados en Colombia.

“Estos niveles dentro de la industria aeronáutica son absolutamente tolerables”, señaló Bocanegra, quien también precisó que las principales alteraciones se han dado en las tardes y noches.

Bocanegra también resaltó que el Puesto de Mando Unificado de la Aerocivil se reúne a diario para analizar las condiciones meteorológicas del país y de esta manera darle prioridad a la seguridad de los viajeros.

El plan de contingencia implementado por el sector aéreo para esta temporada invernal contempla, entre otras cosas, paradas en tierra por las altas precipitaciones, extensiones de horarios de operación de los aeropuertos, reprogramaciones de vuelos y compensaciones a los usuarios.

“Hemos tenido dos semanas en las cuales se han registrado bastantes alteraciones en la operación de los vuelos. Esto ha hecho que le demos prelación al tema de la seguridad, que es nuestro primer compromiso con la vida y la integridad de los viajeros”, sostuvo el directivo.

Aerocivil hizo un llamado a la compresión de los ciudadanos cuando haya demoras.

La autoridad aérea también hizo un llamado a la compresión de los ciudadanos cuando haya demoras, pues los retrasos en su mayoría son por una causa ajena que se escapa del control humano.

En ese sentido, Bocanegra fue enfático en decir que hasta la segunda semana de junio se pueden presentar esta serie de fenómenos: precipitaciones, lloviznas, bancos de niebla, vientos cruzados y tormentas eléctricas “que nos pueden causar dificultades en la operación”.

Quizás te pueda interesar:  La ANI está en proceso de licitación para la reparación de las vías férreas Bogotá-Belencito y La Dorada-Chiriguaná

La Aerocivil además destacó que en esta temporada invernal, con gran afectación en sectores como el vial, los aeropuertos no han  recibido grandes afectaciones. “En general, ni siquiera en las zonas donde ha habido grandes precipitaciones, desbordamientos de ríos y desastres naturales como Mocoa hemos tenido grandes afectaciones”, dijo Bocanegra.

El directivo concluyó diciendo que los aeropuertos más propensos a sufrir afectaciones son los de Pasto, Manizales e Ibagué, mientras que entre los  de menores afectaciones están los de la costa atlántica.

“La mayoría de destinos son hacia Bogotá y cuando se impacta la ciudad se afecta el 60 por ciento de la operación nacional”, puntualizó.

Fuente: http://info-estructura.com

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY