El ingreso de DHL eCommerce en Sudamérica a través de Chile, hace poco más de un mes, ha superado las expectativas, otorgando al comercio nuevas opciones de entrega que podrían impulsar las ventas en línea, señaló un ejecutivo regional a Reuters,

En América Latina, el e-commerce se encuentra en estado incipiente producto de escasez de infraestructura, temor en los consumidores al fraude y la falta de alternativas de pago, informó Reuters.

Chile en este aspecto de uno de los mercados más desarrollados de la región, además posee un elevado uso de tarjetas de crédito y carreteras de buena calidad. Sin embargo, la industria de encomiendas existente está dirigida principalmente a empresas y es poco cercana a los consumidores.

La inserción de DHL en el país sudamericano podría cambiar el juego, señaló Paul Tessy, director ejecutivo de DHL eCommerce para Latinoamérica y Canadá quien añadió que a su compañía le gustaría estar presente en desde el comienzo.

DHL está introduciendo soluciones enfocadas en el consumidor que pueden no parecer revolucionarias en mercados más desarrollados, pero que representan un cambio radical en Chile.

Estas incluyen entregas nocturnas y de fin de semana, una aplicación que permite a los clientes ver dónde está su entrega en tiempo real, tarifas más bajas por paquetes ligeros y la opción para que las devoluciones se recojan en los hogares.

Según DHL, más de 50 “pequeños y medianos” transportistas se inscribieron en el primer mes y la compañía ya conversa con algunos actores más grandes.

Tessy sostuvo que Chile es un “modelo”, en ese sentido, los minoristas como Falabella, Ripley y Wal-Mart ya operan negocios de comercio electrónico en Chile. DHL ya evalúa activamente otros mercados en Sudamérica, destacando Brasil, Argentina y Colombia.

Analistas de BMI Research señalaron que “esperamos que actores globales como Amazon aumenten su exposición al mercado latinoamericano, en especial si DHL replica su oferta fuera de Chile.  Amazon.com actualmente opera en Brasil y México, pero no tiene presencia en ninguna otra parte de América Latina.

BMI espera que el comercio electrónico en la región crezca alrededor del 14%% anual hasta el 2020.

Según cifras de la Cámara de Comercio de Santiago, las ventas electrónicas representan el 4% del total de las minoristas.

Fuente: http://www.mundomaritimo.cl

Compartir