El Departamento del Tesoro de EEUU rechazó la posibilidad de que compañías como ExxonMobil puedan explorar petróleo junto a firmas rusas, una actividad que se ha visto afectada por las sanciones impuestas en 2014.

La decisión se conoce días después de que se supiera que ExxonMobil llevaba meses buscando una exención de esas sanciones para poder reanudar sus actividades con la firma rusa Rosneft y explorar yacimientos de petróleo en el Mar Negro.

“En consultas con el presidente Donald Trump, el Departamento del Tesoro no emitirá exenciones a compañías de EEUU, incluida Exxon, para autorizar la perforación (de yacimientos de petróleo) prohibida por las actuales sanciones contra Rusia”, afirmó el Tesoro.

El comunicado, de dos líneas, firmado por el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, no aporta información adicional.

Esas sanciones fueron impuestas a Rusia para castigar al Kremlin por su anexión de la región ucraniana de Crimea, pero chocan con acuerdos firmados en 2012 entre ExxonMobil y el gigante petrolero ruso Rosneft.

The Wall Street Journal informó este miércoles de las gestiones que está haciendo ExxonMobil para conseguir la autorización necesaria y poder operar con Rosneft en el Mar Negro, donde puede haber unas reservas de 30.000 millones de barriles de crudo.

Rex Tillerson, ahora secretario de Estado, era hasta hace poco el principal directivo de ExxonMobil, pero, según el Journal, se estaba quedando al margen de cualquier decisión del Gobierno de Donald Trump sobre esa gestión.

La petición se conoció meses después de que Rusia se colocara en el centro de un huracán político en EEUU por las denuncias de ciberataques de ese país antes de las elecciones presidenciales del 20 de noviembre y la ventaja que pudo sacar de ello Trump.

De hecho, distintos políticos habían anticipado su oposición inicial a que se otorgara esa autorización.  “¿Están locos?”, tuiteó uno de los senadores republicanos más influyentes, John McCain, reaccionando a los informes que daban cuenta de los intentos de ExxonMobil por lograr la autorización oficial.

“Aunque una exención para permitir negocios con entidades rusas prohibidas podría estar a favor de los intereses de ExxonMobil, claramente no beneficiaría a los intereses de la seguridad nacional” de EEUU, dijo, por su parte, el senador republicano Marco Rubio.

Fuente: http://elperiodicodelaenergia.com
 
Compartir