El grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) nunciara la adquisición de la participación mayoritaria de los operadores Airplan y Aeropuertos del Oriente por 262 millones de dólares.

El grupo Aeroportuario del Sureste (Asur) celebra su mayoría de edad con una compra en Colombia que le permitirá controlar el funcionamiento de 12 terminales aéreas en el país, luego de que anunciara la adquisición de la participación mayoritaria de los operadores Airplan y Aeropuertos del Oriente por 262 millones de dólares. Su presencia abarcará desde los aeropuertos de Santa Marta y Bucaramanga, hasta las principales terminales de Antioquia.

Los dos operadores que se compran movieron 15,6 millones de pasajeros en 2016. Si se tiene en cuenta que el año pasado se transportaron 35,7 millones de personas, Asur quedará a cargo de la operación de 43,69 % del tráfico aéreo.

En el caso de Airplan quedará como propietario de 92,42 % del capital. Esta concesión, según la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), tiene entre sus socios a CAH de Colombia; Fernando Mazuera; Malibú; Información y Tecnología; Portales Urbanos; Socinsa; Olímpica; Aerocap y Nexus Infraestructura. En Aeropuertos de Oriente, se comprará a 97,26 % de la participación que tienen Olímpica; Nexus Banca de Inversiones; Incoequipos; y Pedro Ramón Emiliani Catinchi.

La compañía mexicana llega a 18 años después de iniciar operaciones en su país, de la mano de la ola de privatizaciones que lideró en ese entonces el presidente Ernesto Zedillo y que incluyó a los aeropuertos. En 1999, Asur ya empezaba la remodelación de los aeropuertos de Cancún, Cozumel y Mérida y al principio de este milenio realizaba una Oferta Pública de 74,9 % de su capital en las bolsas de Nueva York y México.

Hoy en día, en su portafolio, controla a nueve aeropuertos en la región sureste de su país y en 2012 se adjudicó un contrato de arrendamiento, por 40 años, para operar y mantener el aeropuerto Luis Muñoz Marín en San Juan de Puerto Rico. Tras la adquisición en Colombia que anunció esta semana, Asur suma en su carpeta 22 terminales áreas en la región. A su cabeza está Adolfo Castro, un CEO que según la edición mexicana de la revista Forbes ha logrado que la empresa supere en rentabilidad a los 10 operadores de aeropuertos más grandes.

El retorno sobre el capital invertido, en los últimos 12 meses y tomando como corte a septiembre del año pasado, era de 12,1 %, mientras que los operadores de las terminales de Hong Kong y Bangkok estaban en 12 % y 11,3 %, respectivamente.

Otra de las claves de Castro para crear este nuevo emporio en el negocio aéreo, según Forbes, es que por cada 100 dólares que recibe en ingresos, usa 26 dólares en gastos de capital. Para hacerse una idea de la magnitud, según la base de datos S&P Capital IQ, citada por Forbes, el aeropuerto Charles de Gaulle, de París, invierte 17 dólares de cada 100 dólares, mientras que el sector está en 18 dólares por cada 100 dólares.

José Stalin Rojas, director del Observatorio de Logística, Movilidad y Territorio de la Universidad Nacional, consideró que la presencia de los mexicanos será una ganancia a doble vía, pues ellos aprovecharán el dinamismo creciente de los pasajeros, mientras que los aeropuertos se beneficiarán con su experticia. “Será una unión que ayudará al sector, hay que recordar que los aeropuertos están creciendo a más ritmo”, agregó.

Durante marzo y solo en México, Asur alcanzó un tráfico de 2,7 millones de pasajeros, lo que significó un crecimiento de 4,2 % en comparación con el mismo mes del año pasado. La firma anunció que el cierre de la transacción estará sujeta a la aprobación de las autoridades como la ANI.

“Las terminales tienen potencial de crecimiento y si lo que se persigue es eficiencia, los mexicanos son bienvenidos”, agregó Rojas. Y es que entre los aeropuertos que quedarán bajo su mando están el Enrique Olaya Herrera; el José María Córdova en Medellín; Los Garzones en Montería;  El Caraño en Quibdó; Simón Bolívar en Santa Marta; Palonegro en Bucaramanga; Almirante Padilla en Riohacha;  Alfonso López Pumarejo en Valledupar, entre otros.

Tendrá siete de las 14 terminales más importantes del país.

El mercado aéreo viene al alza y así lo comprueban las cifras de la Aeronáutica Civil. En el primer bimestre del año, las últimas cifras publicadas, se movilizaron 130.000 pasajeros más que el mismo periodo del año pasado. Así, se llegó a transportar a 5,8 millones de personas. Según la Aerocivil, el tráfico aéreo del país se concentra en 14 aeropuertos. Con la adquisición que está haciendo, Asur tendrá a cargo el funcionamiento de la mitad de estos: Rionegro, Santa Marta, Bucaramanga, Medellín, Cúcuta, Montería y Quibdó.

Fuente: http://www.vanguardia.com

 

Compartir