Algunas compañías navieras podrían estar rechazando reservas de contenedores para el trayecto entre los puertos de Europa del Norte y Oriente Medio y Asia.

Esta contracción ha provocado que mover un contendor de 40 pies cueste 2.500 euros, y hay quienes ya plantean cobrar un recargo en temporada alta. Otros señalan que los fletes para abril son muy altos.

Tal y como señala The Load Star, la escasez de espacio entre Europa del Norte y Asia fue destacada por The Loadstar tras una investigación a Maersk Line, donde su confirmó que la compañía estaba experimentando “desafíos con la disponibilidad del espacio”.

Maersk por su parte dijo que “la demanda excepcionalmente alta ha causado problemas potenciales con la aceptación de las reservas a nuestros clientes”. Aún así, poco después informó de que estaba comprobando sus “opciones para minimizar el retraso con el menor impacto posible en el negocio de nuestros clientes”.

Ahora habrá que ver cómo evoluciona esto durante abril y cómo continúan las reservas. 

 

Fuente: www.puertosynavieras.es

Compartir