Uno de los temas más candentes en el mercado solar europeo, si no del mercado solar mundial, puede haber llegado a su punto culminante. Un comité de expertos en representación de los Estados miembros de la UE ha votado para poner fin a las medidas proteccionistas contra las importaciones de módulos y células solares chinas, según una información de Solarpower Europe. La votación no vinculante del Comité Antidumping y Antisubvenciones, cuyo resultado se supone que es confidencial, indica a las claras la preferencia de los países miembro de la UE por acabar con este tipo de medidas, que pronto serán revisadas por parte de la Comisión Europea.

Las medidas comerciales en cuestión son las medidas antidumping y antisubvención (compensatorias) aplicadas a las importaciones de módulos y células solares de China, a menos que esas importaciones se adhieran a un precio de importación mínimo (MIP). La UE adoptó las medidas comerciales en diciembre de 2013, como un medio de protección de la industria solar europea que, por el contrario, siempre ha considerado que las medidas eran contraproducentes y sólo servían para obstaculizar el desarrollo de la energía solar en Europa.

Este argumento ha ido ganando peso con el paso del tiempo, ya que los precios han disminuido globalmente en toda la cadena de valor, lo que significa que el MIP es inferior a los precios en el mercado real, por lo que la mayoría de los grandes fabricantes chinos ha optado por el acuerdo.

En la reunión celebrada este jueves se discutía la posibilidad de extender estas medidas comerciales, y más del 50% de los  miembros de la comisión votó en contra de la ampliación de los derechos, de acuerdo con Solarpower Europe, lo que significa que la propuesta de la Comisión queda sujeta a revisión. Esta sería la primera vez en la historia que este proceso sería utilizado.

“Hemos estado haciendo campaña para el fin de estas medidas comerciales durante los últimos 18 meses, y nos complace que los Estados miembros hayan dado un tirón de orejas a la Dirección General de Comercio por no tomar en cuenta los intereses de la industria solar europea”, comentó el presidente de Solarpower Europe, Oliver Schaefer. “Esperamos que la Comisión revise su propuesta y, por el proceso de apelación, revise sustancialmente su enfoque”.

Solarpower Europe ha sido el principal defensor de la eliminación de las medidas, pero ha recibido algunas objeciones por parte del grupo comercial EU ProSun respaldado por SolarWorld. Es importante tener en cuenta que esta votación no significa que las funciones serán eliminadas, sino que envía un mensaje claro a la CE de que los Estados miembros quieren que las medidas se revisen, si no se eliminan por completo.

“Debemos dar las gracias a todas las asociaciones solares europeas que han participado en el logro de este resultado histórico”, dijo el CEO de Solarpower Europe, James Watson. “Esta decisión de los Estados miembros advierte a la Dirección General de Comercio de que debe ser más considerada con los puestos de trabajo y las inversiones solares que se han visto amenazadas en toda la UE con la propuesta de ampliación de las medidas proteccionistas”.

EU ProSun sigue desafiando a los miembros de la comisión, alegando que aún espera una ampliación de las medidas comerciales. También afirma que las medidas se han ajustado de manera efectiva al mercado actual.

“En la UE, ocho estados miembros acogen importantes fábricas de energía solar, mientras que otros no, y pueden creer que sea oportuno no estar abiertamente en contra de China”, dijo el presidente de la EU ProSun, Milan Nitzschke. Sin embargo estamos convencidos de que una prolongación de las medidas antidumping se determinará durante las próximas semanas. La argumentación de la Comisión es tan clara y rigurosa, que resulta rara en estos casos “.

“El precio mínimo de importación solo se ha reducido en casi un 20%, y los sistemas solares fotovoltaicos en Europa son más baratos que nunca”, agregó Nitzschke.  Dejar esta tecnología por completo en manos de las compañías chinas, que operan haciendo dumping financiado por el estado, sería fatal”.

Fuente: http://elperiodicodelaenergia.com

Compartir