En la última década (2006-2016), un total de 33 aerolíneas españolas anunciaron su cierre, algo inédito en la historia de este sector en España. El año de inicio de la crisis económica mundial (2008) puede considerarse como el peor de todos dado que ocho aerolíneas desaparecieron. Otras tuvieron que fusionarse o buscar capital extranjero para poder seguir en el ‘aire’. La probabilidad de que una aerolínea sobreviva en nuestro país es del 21%, una ratio mucho más bajo en épocas de fuertes crisis, como los años comprendidos entre 2008 y 2012. Así lo desvela un estudio realizado por Europair, un bróker aéreo.

El estudio registra los 90 años de actividad histórica de las aerolíneas españolas teniendo en cuenta las principales compañías de transporte aéreo de pasajeros y que han marcado una época de la industria. “La creación de una aerolínea exige dedicación, capital tanto económico como humano y una buena dosis de ilusión. Se trata de un proyecto relativamente asequible, lo verdaderamente titánico, sobre todo a la vista de los datos, es conseguir sobrevivir y sustentarse en ‘el aire’. Mantener una aerolínea activa no es tarea fácil. Acechan múltiples factores variables como la fluctuación del precio del combustible, terrorismo, catástrofes naturales y un sinfín de amenazas de todo tipo”, explica Luis Matera, del departamento de Business Intelligence de Europair.

Existen casos en los que el proyecto, desde su nacimiento, aterriza en el sector con carencias. “Las distintas administraciones y regulaciones no parecen detectar y prevenir estas deficiencias que irremediablemente finalizan con la desaparición de la aerolínea de manera más o menos abrupta, pero siempre dejando tras de sí todo tipo de consecuencias a los usuarios y pasajeros. Resulta evidente la necesidad de permanecer alerta para no verse afectado como usuario y entender que no siempre lo más atractivo, bien sea por precio, imagen, reputación o visibilidad tiene por qué coincidir con lo más fiable y seguro. Máxime cuando se trata de un avión fletado específicamente para cubrir las necesidades de un cliente, es decir, de un vuelo a medida. Esto generalmente se gestiona anticipadamente y la fiabilidad de la aerolínea, o por lo menos la del proveedor que nos la ofrece, se convierte en un elemento fundamental”, asegura Matera.

Quizás te pueda interesar:  Producción de café aumentó en abril pese a caída en sus exportaciones del 5%

En toda la historia de la aviación española, un total de 63 aerolíneas (el 79%) han cesado su actividad a causa de diversas razones. Atendiendo a las extintas, la media de vida total es de aproximadamente 8 años. Sin embargo, si estudiamos esa media desde la década de los ochenta, desciende a 6. Si realizamos el mismo ejercicio desde el inicio del año 2000, la media baja a 4. Y desde el 2006 sigue descendiendo, hasta alcanzar aproximadamente los 3 años de vida media hasta su cierre.

Es difícil encontrar aerolíneas que sigan activas y hayan alcanzado la edad adulta. Iberia este año cumple 90 años y se consolida como la aerolínea de más antigüedad en nuestro país. La Canaria NAYSA, con 48 años de edad, seguido de la mallorquina Air Europa y la madrileña Swiftair cumplirán 31 años de edad. Binter Canarias, Air Nostrum y Aeronova (futura Air Europa Express) son las otras aerolíneas jóvenes españolas, con 28, 23 y 21 años respectivamente. Hay que avanzar hasta más allá del año 2000 para llegar a la fundación de Vueling, Albastar o Volotea, entre otras, aerolíneas adolescentes en la historia de la aviación española.

También hay que recordar importantes aerolíneas que se quedaron por el camino, como Aviaco, Spantax o Spanair. No fueron las únicas. Otras –más modestas en flota y volumen de rutas– también se vieron afectadas por distintas crisis y no fueron capaces de remontar el vuelo.

Hasta la fecha hemos visto nacer un total de 80 aerolíneas con bandera española, pero solamente 17 de ellas, permanecen activas a día de hoy. Además de las mencionadas, se mantienen operativas 3 que nacieron en los años ochenta, otras 3 en los noventa y 5 más entre 2003 y 2011 para terminar con 4 nuevos actores desde el 2011.

Quizás te pueda interesar:  Pronto se realizará la apertura de la frontera con Venezuela

Afortunadamente, en los últimos años están proliferando nuevas aerolíneas nacionales (de bajo coste, filiales, incluso largo radio) que se embarcan en la aventura de la aviación y el transporte de pasajeros

Fuente: http://www.logisticaprofesional.com

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY