Ingenieros especialistas en transporte y logística han desarrollado un sistema que registra selectivamente los impactos que sufre una mercancía a lo largo de un trayecto y de los procesos de manipulación, carga y descarga.

Este sistema, denominado GoBcode (siglas en inglés de Goods Breakdown Control Device), mide la aceleración de las cargas, las vibraciones, los golpes, la temperatura, la humedad y la luz del recinto contenedor, explican sus creadores, el Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (Aidimme), promotor de esta iniciativa financiada por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) y los fondos Feder.

Los datos proporcionan la información necesaria para analizar la situación y plantear, en cada caso, un rediseño de los embalajes y de los contenedores adaptados a la mercancía y a su trayecto. El dispositivo puede ser programado para alertar de caídas a determinadas alturas o, por ejemplo, detectar un tipo concreto de golpe, choque o impacto en función del transporte o interés específico, aseguran.

En este sentido, y según el estudio preliminar del proyecto Habitrans: desarrollo de unidades de carga intermodales para el transporte del mix de productos del hábitat, integrando elementos de protección y dispositivos inteligentes para detección de roturas de producto, las pérdidas causadas por las roturas, los deterioros de la mercancía y su costes asociados, suponen, en algunos casos, hasta el 7% del volumen de facturación anual de una empresa.

El dispositivo es capaz de registrar impactos de hasta 16 G (el equivalente a 16 veces la aceleración de la fuerza de la gravedad) y rangos de temperatura entre -40 y 80 ºC y de humedad de entre el 0 y el 99,9%, así como discriminar entre luz y oscuridad. «Aunque el verdadero valor del sistema lo proporcionan los algoritmos desarrollados a tal efecto, que criban y concretan los datos para que los técnicos puedan mejorar los sistemas de embalaje y evitar roturas y deterioros en las mercancías», resaltan desde Aidimme.

De hecho, la diferenciación la aporta el desarrollo matemático aplicado a la tecnología existente y, si se requiere por el cliente, programando el sistema en función de las circunstancias específicas del trayecto y de los productos transportados, y cuya combinación y definición es la que otorga al sistema la diferenciación del dispositivo.

GoBcode dispone de diversos componentes electrónicos con distintas funciones. El sistema discrimina los modos de impacto y, dependiendo de la fragilidad de la mercancía, advierte del riesgo de rotura con una señal luminosa. Asimismo, filtra los ruidos de las señales capturadas y es capaz de grabar más de 2600 impactos durante el mes y medio que dura la batería.

Sus creadores aseguran, además, que está preparado para incorporar nuevas funcionalidades, como comunicación inalámbrica para transmitir datos en tiempo real y localización de la flota, alarmas acústicas, visualización de las incidencias en pantalla o cambios para miniaturización del diseño, con mayor capacidad en todos sus componentes, incluida la batería y su recarga automática, entre otras posibilidades.

Fuente: http://www.logisticaprofesional.com
Compartir