El sistema Galileo busca competir con el GPS de Estados Unidos. Está conformado actualmente por 18 satélites

 BRUSELA. La Comisión Europea (CE) celebró la entrada en funcionamiento del sistema de satélites Galileo, el competidor comunitario del GPS estadounidense. Se espera que sea un motor de innovación para sectores como la conducción autónoma y la gestión de emergencias.

El sistema Galileo y su infraestructura en tierra funcionará con una calidad de señal que será muy precisa pero que no estará disponible todo el tiempo.

Por eso, en esta fase inicial, este sistema europeo de navegación se apoyará en otros sistemas satelitales, como el GPS estadounidense, indicó la Comisión Europea en un comunicado.

Ya existen dispositivos en el mercado que incorporan la señal de Galileo, por ejemplo, los del fabricante español de teléfonos inteligentes BQ, recordó la CE, que espera que otras firmas vayan también incorporando su servicio.

Además, a partir del 2018, el sistema Galileo estará incorporado a todos los automóviles comercializados en la Unión Europea, lo que mejorará el posicionamiento y la geolocalización de los vehículos, especialmente en ciudades donde la altura de los edificios puede perturbar la señal del GPS.

Galileo comenzará a reducir de forma inmediata el tiempo de respuesta en operaciones de emergencia de rescate de personas, reforzará la navegación de los sistemas de posicionamiento de teléfonos inteligentes y automóviles, y ofrecerpa una mejor sincronización en infraestructuras críticas de telecomunicaciones, como las transferencias financieras.

Además, aportará un sistema “robusto y absolutamente encriptado” que podrán utilizar los gobiernos en “emergencias nacionales o situaciones de crisis como ataques terroristas”, agregó la Comisión Europea.

Los satélites que conforman Galileo, que pasarán de los 18 actuales a 30 dispositivos en el 2020, orbitan a unos 23.222 kilómetros de altitud sobre la Tierra en tres trayectorias diferentes.

Quizás te pueda interesar:  UPS nombra nuevo Presidente para Latinoamérica

El proyecto Galileo ha requerido una inversión superior a los 13.000 millones de euros, aunque parte de ese presupuesto le corresponde al predecesor de Galileo, Egnoss, que entró en servicio en el 2009 y perfecciona la exactitud del GPS.

Cuando esté a pleno rendimiento, la tecnología europea ofrecerá una precisión 10 veces superior a la del GPS y el margen de error será de cuatro metros para los servicios gratuitos y de menos de un metro para los clientes de pago.

Según las previsiones, Galileo tendrá un impacto económico de 90.000 millones de euros (95.600 millones de dólares) en los próximos 20 años.

Además, el nuevo sistema ofrecerá a la Unión Europea una herramienta autónoma para su estrategia de política exterior y seguridad, pues no dependerá del control militar estadounidense que opera el exitoso GPS.

Fuente: EFE

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY