Otto, el nombre del primer camiòn autònomo de Uber ya es capaz de transportar pacas de cervez (45.000 Budweiser) durante casi 200 kilómetros sin conductor (humano).

Es decir, que este camión cubre la distancia que hay desde las instalaciones de la compañía en Loveland, Colorado, hasta una estación de pesaje en Fort Collins sin intervención humana, si bien en el interior de la cabina estaba sentado un conductor humano por si acaso.

Con todo, el humano todavía tuvo que conducir en algunas partes del viaje como en las áreas peatonales, en las intersecciones y dentro de las zonas urbanas o ciudades, hasta tomar la vía de 200 kilómetros que ha cubierto de forma autónoma.

Otto está programado para mantener la distancia de seguridad correcta respecto al vehículo delantero, mantener una velocidad adecuada y cambiar de carril si es necesario.

Uber adquirió Otto en Agosto por 700 millones de dólares, a pocos meses de que la startup iniciará operaciones, con el fin de diversificar su plataforma de negocio con un servicio llamado UberFreight. Con esta hazaña, Uber, pues, pisa firme con su modelo de transporte autónomo y estima que puede poner en marcha una flota autónoma a corto plazo si la regulación normativa se lo permite.

Fuente: http://www.xatakaciencia.com

Compartir