Para el año 2029, cuando expire la licencia de Cerro Matoso, se estima una producción cercana a las 30 mil toneladas por año en la mina, dice el informe.

Cerro Matoso anunció que tiene previsto aumentar la producción de ferroníquel en cinco mil toneladas anuales entre los años 2018 a 2020 al entrar en operación el yacimiento de La Esmeralda, un área de aproximadamente 100 hectáreas adyacente a la mina tradicional que a finales del año pasado recibió la licencia ambiental del Estado para explotar mineral, señala la empresa en un comunicado de prensa.

El presidente de Cerro Matoso, Ricardo Gaviria, explicó que se trata de una veta mineral relativamente pequeña por lo que el alivio en producción se podría extender solo a dos o tres años. “La Esmeralda aumentará la producción de CMSA en los años 2018 y 2019 a una cifra aproximada a las 40 mil toneladas, pero ese alivio será solo por dos años ya que se trata de un área con reservas limitadas. Como se ha informado, el agotamiento del depósito de mineral genera notables bajas en la producción desde el año 2014.

Después del alivio de La Esmeralda se mantendrá la tendencia a la baja. Para el año 2029, cuando expire la licencia de Cerro Matoso, se estima una producción cercana a las 30 mil toneladas por año”, dice el informe de prensa. La inversión que debe hacer Cerro Matoso para poder extraer mineral del predio La Esmeralda para el procesamiento asciende a US$$15 millones en compra de equipos, construcción de un puente sobre el río Uré y diques para evitar inundaciones.

“Es posible que a finales de 2017 se empiece a mover material pero en un volumen pequeño ya que la fase de construcción y montaje del puente finaliza en febrero de 2018. Se trata de un puente con capacidad para camiones de 190 toneladas. El ancho del puente es de 11 metros y la longitud es de 50 metros. Además, se construirán cuatro diques en 1.528 metros y una vía camionera de 1.6 kilómetros.

El proyecto también contempla actividades de compensación ambiental desde el inicio de las operaciones, además de la instalación de una cerca perimetral”, señala el presidente Gaviria, en un comunicado de prensa.

Precisa el informe de prensa que Cerro Matoso cumplió con todos los requisitos de ley para solicitar la licencia ambiental y demás permisos necesarios. Así mismo, la empresa implementó robustos procesos de socialización y consulta previa con las comunidades campesinas e indígenas de Centroamérica y Puente Uré, que ayudaron a profundizar el conocimiento y confianza mutua. Adicionalmente, estos procesos son reconocidos por la Industria y las entidades del Gobierno como ejemplo de buenas prácticas para el país.

Fuente: www.elespectador.com

Compartir