Con la entrada en funcionamiento de la nueva planta de la gigante coreana KÍA en Nuevo León, México, se consolidó una importante ventana de importaciones por el océano Atlántico hacia Colombia, exactamente por el Puerto de Santa Marta, en donde se espera recibir en lo que resta del 2016 cerca de 1200 unidades y en el próximo año se estima el recibimiento de 8 mil unidades de los modelos Cerato, Picanto y Río.

Las operaciones de carga rodada estarán a cargo de Fast Terminal, empresa filial del Puerto de Santa Marta que ha demostrado eficiencia en el descargue de vehículos, logrando registros de más de 351 carros movilizados por hora.

Esta estrategia generará cerca de 100 nuevos empleos para Santa Marta, que se derivan del acuerdo que incluye el alistamiento estético que se le realizará a los vehículos en la Zona Franca.

Para Mauricio Suárez Ramírez, presidente del grupo empresarial Puerto de Santa Marta, estas noticias redundan en beneficio de la ciudad y la región.

“Hoy traemos esta buena noticia para nuestra comunidad, pronosticamos que se generarán 100 nuevos empleos y confirmamos la importancia del Puerto de Santa Marta en la cadena logística de importación de vehículos”, indicó Suárez Ramírez.

Fuente: www.caracol.com.co

Compartir