La naviera surcoreana Hanjin Shipping, la séptima más grande del mundo, se ha declarado en quiebra en su último intento para conseguir fondos y apoyo financiero de sus bancos acreedores.

Desde hace meses se conocía sobre dicha situación, pero la gota que rebosó la copa fue el retiro del banco público Korea Development Bank KDB a partir de este mes en curso.

Hanjin Shipping hizo su esfuerzo final poniendo a la venta en el mercado acciones para impedir el hundimiento financiero, que a la postre no se pudo evitar.  Esta naviera tenía un tráfico muy atractivo por el Canal de panamá, por cada 100 motonaves que circulan por allí, una es de propiedad de Hanjin. La empresa surcoreana llegó a tener 100 embarcaciones con capacidades iguales o superiores a los 20,000 TEU`s, y su salida obligará a redistribuir mucha de la carga y algunas rutas en el mercado marítimo.

De acuerdo con una publicación de Bloomberg, la compañía que ofrece software financiero y análisis de mercados internacionales, la quiebra de Hanjin Shipping es considerada la mayor de la industria del transporte marítimo, en donde se evidencia que los gigantes también pueden caer.

Ing. William Jaimes Sanabria

 

Quizás te pueda interesar:  Centroamérica, la oportunidad comercial de Colombia

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY