El gerente general de la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV), Gonzalo Davagnino, reconoció ayer que la estatal sostiene avanzadas conversaciones con la autoridad marítima del Perú para “exportar” su plataforma logística portuaria al puerto de Callao.

Se trata del Silogport que es el primer Port Community System (PCS) de Latinoamérica y que, entre otras características, permite gestionar la información de la cadena de suministro, sincronizar el flujo de documentos, disponer de la trazabilidad de las mercancías y reducir los costos, tanto de gastos como de tiempo.

“Estuvimos hace tres semanas en Lima y creemos que estamos tremendamente avanzados, fue el presidente del directorio (Raúl Urzúa) y ejecutivos del área logística para reunirse con el presidente de la autoridad marítima portuaria peruana, y están muy interesados en tener esta herramienta que tiene el puerto de Valparaíso”, precisó el ejecutivo, quien señaló además que hay otros puertos del área, como Buenos Aires (Argentina) y Montevideo (Uruguay), que han mostrado interés, así como algunos enclaves centroamericanos.

Uno de los aspectos que resta por definir en el diálogo con las autoridades del vecino país, radica en qué partes del modelo pretende sumar ya que -apunta Davagnino- se trata de un sistema modular que tiene diversas etapas.

“Por ejemplo, el puerto de Callao podría decir que quiere solamente que EPV le haga el diagnóstico o que implemente todo lo relacionado con el transporte o el tema documental”, apuntó.

Pero no sólo en el exterior hay interés, sino que también a nivel nacional. De hecho desde mayo ya se sostienen reuniones de trabajo con la empresa portuaria Talcahuano-San Vicente para implementar un PCS en ese enclave.

“Está siendo analizado en conjunto con otros puertos como Talcahuano-San Vicente, gente nuestra está viajando constantemente y están trabajando en un modelo portuario distinto al nuestro, también hay una interacción con San Antonio. Lo bueno es que todos ganamos. Nosotros entregamos nuestra experiencia y, por otra parte, estamos aprendiendo realidades de otros lados”, enfatizó Davagnino.

El personero subrayó que este modelo permite mejorar los tiempos de la operación logística del sistema portuario generando importante beneficios desde el punto de vista económico. “Permite un ahorro de US$ 60 millones anuales y eso también lo han visto otros puertos”, recalcó.

Agregó que la coordinación es clave para agilizar los procesos. “Los terminales son más eficientes en la medida que transfieren más carga, ahora las áreas que están en los terminales son escasas por lo que el flujo de entrada y salida debe ser rápida y muy bien relacionada”, precisó.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso

Compartir