El Gobierno de los Estados Unidos, a través de su Agencia de Comercio y Desarrollo (USTDA), y el Grupo Aeroportuario del Caribe(GAC) firmaron este jueves, 18 de agosto, un convenio de financiación para realizar un proyecto de investigación en el Aeropuerto Ernesto Cortissoz cuyo propósito es definir la mejor y más eficiente manera de suplir las necesidades de energía del terminal aéreo.

El acto, realizado en el edificio de Ingenierías de la Universidad del Norte, contó con la participación del embajador de los Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, y el gerente del Cortissoz, Álvaro González, quienes oficializaron la entrega, por parte del país americano, de un aporte económico que asciende a los US 400 mil dólares para la ejecución del proyecto.

“Estamos muy convencidos al asociarnos con el GAC. El fortalecimiento de infraestructura y la eficiencia energética son prioridades para Colombia y para Estados Unidos. Por eso es un orgullo poder trabajar con este grupo en el avance de este importante objetivo”, expresó el embajador Whitaker durante el evento.

El  desarrollo del estudio será llevado a cabo por la compañía Pos-En (Positive Energy) y el Centro de Investigación de la North Carolina State University, institución fundada por National Science Foundation, que agrupa a diversas universidades de los Estados Unidos en el desarrollo de redes más seguras y confiables con el medio ambiente.

La Universidad del Norte y el SENA también se unen a este proyecto con el objetivo de transferir  el conocimiento a profesores y estudiantes, y así construir una propuesta de infraestructura sostenible en el manejo de energía para el Ernesto Cortissoz.

“Es muy bueno que las universidades,  que estamos haciendo labores de investigación y de avanzada en todo lo que tiene que ver con ciencia y tecnología, estemos aquí y que nos hayan invitado a participar en este proyecto que traerá muchos beneficios al área metropolitana de Barranquilla”, manifestó por su parte el rector de Uninorte, Jesús Ferro Bayona.

Quizás te pueda interesar:  Existe desigualdad en infraestructura y exportaciones en la Alianza del Pacífico

Para Daniel Gregory, CEO de Pos-En, el enfoque de diseño propuesto busca aportar a la modernización del Ernesto Cortissoz, con un modelo de aeropuerto orientado a la eficiencia energética, la fiabilidad y la seguridad.

Un aspecto que contempla Gregory para el estudio es no excederse en el costo de 0,15 centavos de dólar por kilovatio por ahora. “Eso es lo máximo que creemos que la electricidad debe costar y debe ser un costo fijo, lo que nos obliga a minimizar el uso de combustibles fósiles, para no estar sujetos a la volatilidad de ese mercado”.

Para este fin, se usará la energía solar como solución estable. “Incluso si es más caro comprar los equipos, porque podremos mantener el costo de energía por un periodo extenso que podría ser hasta de 15 años”, explicó Gregory.

El objetivo final de los estudios será, según Álvaro González, gerente general del Ernesto Cortissoz, transformar el aeropuerto en el “primero autosustentable, me atrevo a decir que del mundo, lo que se alinea muy bien con la visión que tenemos del aeropuerto de ser el mejor de Colombia y referente en el mundo en buenas prácticas”.

El valor total del proyecto contempla una inversión de US 763 mil dólares. Además del aporte del Gobierno de los Estados Unidos, la empresa norteamericana Pos-en asume US 200 mil y los US 163 mil dólares restantes los suministra en Grupo Aeroportuario del Caribe.

Por Andrés Martínez Zalamea

Fuente: www.uninorte.edu.co

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY