Aunque parezca increíble Colombia tuvo una de las primeras líneas férreas del mundo en Panamá cuya trayectoria conectaba los dos océanos que rodean el istmo.  Incluso se construyó no mucho tiempo después de que Inglaterra construyera su primer ferrocarril.  La vía del Ferrocarril de Panamá se finalizó en 1.855 y recorría 77 kilómetros.  Ese mismo año una empresa alemana inició la construcción de una línea férrea entre Barranquilla y Sabanilla constituyendo el primer ferrocarril en el territorio colombiano actual.

Posteriormente, y sumado a esas líneas se conformaron en Colombia otros corredores férreos como los que comunicaban a Buenaventura con Bogotá, la capital con los santanderes, al igual que el ferrocarril del Cauca, sin embargo en los años siguientes las guerras civiles paralizaron la expansión de obras de este tipo de infraestructura en el país.

Pese al impulso inicial que tuvo el desarrollo vial durante el siglo XIX si se evalúa la situación actual 140 años después, para 1987 habían 3,300 kms de líneas férreas pero sólo estaban siendo utilizadas unos 2.200 kms y no más del 20% de las locomotoras del país, es decir, este impulso seguía siendo precario e incierto.  Hoy en día y salvo por ciertas líneas privadas y una pequeña red férrea, no se puede apreciar un desarrollo sostenible ni se alcanza a percibir los beneficios dentro de la economía nacional.  Recientemente sumamos otro fracaso, la paralización del Ferrocarril de Occidente operado a través de la concesión que administra en su mayoría la empresa suiza Trafigura, cuya subsidiaria en Colombia aduce incumplimiento por parte del Gobierno Nacional en inversión de recursos para la puesta en marcha de una variante por Loboguerrero, lo cual ahorraría cerca de 120 kms de tramo.

Quizás te pueda interesar:  Puerto de Buenaventura virtualmente “paralizado” por paro camionero

La pregunta concreta es porque ningún gobierno ha mostrado real interés en promover alianzas público privadas (app) que consoliden la infraestructura férrea mas aún con los problemas que se afrontan como los fuertes cambios climáticos, inundaciones, alzas en los combustibles, paros camioneros y deficiencias viales en gran parte del territorio.  Cuando se pondrá el ojo en el ferrocarril, teniendo como ejemplo algunos países desarrollados en donde si se considera una opción benéfica para la sociedad, o seguiremos estancados y Colombia no podrá disfrutar de vías para este tipo de transporte como una opción muy fuerte para impulsar la economía? Solo el tiempo lo dirá.

Foto: Agencia Nacional de Infraestructura

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY