En los últimos años con el avance tecnológico que ha llevado al hombre a automatizar procesos, industrias y todo tipo de actividad, no se podía escapar el sector logístico, siendo la infraestructura de almacenamiento una de las áreas de mayor impacto.  Los Centros de Distribución CEDIS y bodegas alcanzan ya grandes niveles de automatización desplazando cada vez mas a los operadores humanos.  Grandes industrias están empezando a incorporar la robòtica y la electrónica para hacer cambios radicales en sus operaciones internas potencializando las funciones de almacenamiento, registro, ubicación, selección y recuperación de productos almacenados.
Para este tipo de proyectos se deben tener en cuenta algunas variables logísticas como los tipos de productos que se van a almacenar, su rotación, las instalaciones requeridas, iluminación, temperatura, ventilación, aislamiento, etc; todas ellas necesarias para diseñar un sistema optimo que pueda controlar cada variable, con el fin de mejorar la manipulación de los productos almacenados, reducir costos, la productividad y los tiempos de operación.
Entre las ventajas mas representativas que ofrece un sistema de almacenamiento automatizado se destacan:
– ahorros de tiempo en operaciones
– disminución de alistamiento de maquinarias
– optimizaciòn del recurso humano
– seguridad en los procesos
– aprovechamiento del espacio
– disminución de mermas
– control del stock
– reportes mas confiables y en tiempo real
– altos niveles de calidad
– mejoramiento del nivel de servicio, entre otros.
Aunque en América Latina, dicha automatización no alcanza niveles ni medianamente parecidos a los países desarrollados, si se està trabajando en tecnologías de automatización de almacenaje y registro a través de soluciones incorporadas a los WMS (Warehouse Management System), bodegas auto-portantes y otras soluciones que utilizan lectores ópticos y sensores.  Se espera en los próximos años un progresivo aumento de estos sistemas, impulsados en su mayoría por compañías multinacionales que tengan filiales en estos países.
Compartir