El Ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas,  inspeccionó el proyecto Cruce de la Cordillera Central-Túnel de La Línea, como parte del seguimiento que empezó a hacerles a las obras de infraestructura del país.

“La idea es ir a verificar que las obras se realicen en los tiempos establecidos, revisar cómo avanza el contratista, venir con la interventoría y hablar con las autoridades de la región”, explicó. Al culminar el recorrido y el primer comité de obra liderado por el Ministro Rojas, se acordó un plan de choque para aumentar los rendimientos de los trabajos.

El comité de obra también contó con la participación de la Vicepresidencia de la República, el Director del Instituto Nacional de Vías (Invías), Carlos García, el contratista de la obra Unión Temporal Segundo Centenario y la firma interventora DIS S.A.- EDL Ltda.

“El contratista dice que termina en noviembre de este año el túnel principal, pero para eso tiene que hacer un plan de choque.  Estaremos haciendo seguimiento semanal para que se cumpla. Revisaremos las medidas para que se finalice el recubrimiento completo del túnel  y la construcción de pavimento”, afirmó el Jefe de la Cartera de Transporte al finalizar el comité de obra.

Todo el proyecto, incluyendo el túnel principal de 8,6 km, túnel piloto, obras anexas de 2,57 km, segundas calzadas en Tolima (8,8 km) y Quindío (9,39 km),  intercambiador Versalles y equipos electromecánicos, suma una inversión de $1,6 billones.

Estas obras buscan conectar los departamentos de Tolima y Quindío cruzando la cordillera central.

“Quien vaya desde Calarcá (Quindío) a Cajamarca (Tolima) se va ahorrar 14 km de tránsito, se va a reducir en más de 45 minutos el tiempo de recorrido y también disminuirán los costos de operación. Es una vía clave para Colombia y por eso vamos a realizar un seguimiento muy fuerte para que se termine”, aseguró el Ministro Rojas.

Las obras presentan un avance general del 84% y en su ejecución trabajan 882 personas.

Compartir