Foto: Archivo

VMI por sus siglas en inglés (Vendor Managed Inventory) es un modelo logístico que busca optimizar el manejo de inventarios, alistamiento y preparación de pedidos, a través de la administración de la cadena de abastecimiento mas eficiente por parte del proveedor, partiendo del conocimiento de inventarios y el flujo en general de las ventas o producciòn de los clientes. Es un modelo cooperativo entre cliente y proveedor que comparten información crucial para la administración, manejo y reposición de inventarios.

El papel del proveedor es fundamental pues sobre éste puede recaer todo el peso de la planificación y gestión de materias primas, componentes y demás insumos necesarios para alimentar los procesos de producción de sus clientes.

Elementos esenciales del VMI

1) Confianza: ningún modelo de VMI puede tener éxito si no existe confianza ni acuerdos que respalden la negociación entre proveedor y cliente.
2) Integración: la información debe ser compartida a través de herramientas tecnológicas que permitan la rápida gestión del inventario por parte del proveedor. Sin la tecnología necesaria que permita integrar la información no es posible obtener resultados positivos.
3) Información veraz y oportuna: todas las organizaciones son lideradas y administradas por personas, si el talento humano no se identifica con esta filosofía, no esta capacitada o coordinada, es muy probable que la información no sea oportuna, incluso, podría ser poco confiable para la planificación y ejecución de un modelo VMI.
4) Flexibilidad: los pronósticos nunca son 100% confiables, la demanda también fluctúa y esta muchas veces expuesta a factores externos los cuales no pueden ser predecibles o controlables. Un VMI debe contemplar siempre esto, y considerar posibles alternativas que le den flexibilidad ante este tipo de eventos.

Quizás te pueda interesar:  Reanudan obras de doble calzada Sincelejo – Toluviejo

MODELOS DE VMI

1. Modelo colaborativo

Un modelo colaborativo consiste en compartir información y desarrollar planes de producción conjunta para las empresas que implementan el VMI. Este proceso colaborativo ocurre en el nivel táctico. Este esquema funciona de tal forma que el “comprador” colabora con el “proveedor” en los planes de demanda/consumo de cada referencia almacenada (SKU Stock-Keeping Unit), con lo cual se establece un pronóstico conjunto de la demanda, que será utilizado por ambas partes en el desarrollo de los planes de reabastecimiento.

2. Modelo de transferencia por mandato (costo)

Es un proceso simple, en donde el objetivo principal del comprador (cliente) es transferir la actividad y los costos del gestión del inventario al proveedor (Vendedor). La ejecución de este modelo es simple y en algunos casos requiere el mínimo o ningún esfuerzo de integración de las partes involucradas. El proceso puede ser tan básico como el solo hecho de que el proveedor envíe una persona al lugar del cliente para que éste realice el conteo del inventario y realice los pedidos de reabastecimiento.

Una de las características más atractivas del modelo para el cliente es que, en ningún momento, se preocupa por el trabajo requerido, ni por la responsabilidad de la administración del inventario.

3. Modelo totalmente automatizado

El modelo totalmente automatizado combina los elementos positivos de cada uno de los modelos anteriores, incluyendo el objetivo principal de la reducción de los costos totales para la cadena de suministro. Está compuesto por cuatro etapas: colaboración, planificación, ejecución y evaluación

El modelo se inicia con el proceso macro de colaboración entre las partes, en el cual se establecen los objetivos y las restricciones de la aplicación de VMI. En nivel micro, se usa una herramienta informática (software) encargada de ejecutar la estrategia de reabastecimiento, para alcanzar los objetivos propuestos al menor costo y con el mejor servicio al cliente posible.

Quizás te pueda interesar:  Antioquia tendrà puerto marìtimo

La ejecución hace referencia a la puesta en marcha de la acción de reabastecimiento, a partir de la información de la demanda entregada por el comprador. Esta etapa, que es de orden operativo, se debe realizar diariamente para asegurar el correcto funcionamiento del VMI. Finalmente, es necesario llevar a cabo un proceso de evaluación, en el cual se debe analizar el desempeño de la herramienta VMI, para observar la calidad de las operaciones de reabastecimiento, el estado de los objetivos propuestos, las actividades de planificación y la retroalimentación del modelo.

1 COMMENT

  1. Reglas del juego claras deben establecerse en mas que un acuerdo. Debe existir un marco legal claro en el que se soporte, si bien debe existir confianza, sino esta escrito con marco jurídico;al momento de las discrepancias se torna complicado y para entonces el daño esta hecho. Hemos visto como pymes sucumben ante el abuso de las grandes superficies bajo este modelo de inventarios amañado por decirlo de alguna forma,al cual se entregan por su desconocimiento y el afán de vender.
    Importante el peso que debe darse frente a las decisiones con relación al comportamiento de la demanda y las variables externas.Un modelo VMI es efectivo y genera valor para ambos socios comerciales si obedece principalmente al comportamiento de la demanda respecto a los parámetros de su control.

LEAVE A REPLY